www.madridiario.es
Bogui Jazz
Bogui Jazz

El mítico Pedro Ruy Blas celebra en el Bogui Jazz su medio siglo de servicio a la mejor música

Por Emilio Martínez / DC
miércoles 24 de junio de 2015, 11:13h
Es uno de los grandes de nuestra música. Y de los más polifacéticos en su medio siglo de servicios a la misma. Su base siempre fue el jazz, pero también su esplendorosa voz, de timbre y sonoridad tan maravillosa como inconfundible, ha abordado el blues, el rock, la fusión y hasta el teatro musical. Ahora celebra esos su primeros cincuenta años en la órbita de la calidad con un nuevo disco 'El americano' y con diversas actuaciones, entre ellas la de este viernes en el mítico Bogui Jazz. Pongamos que se habla/escribe de Pedro Ruy Blas.

Si el tango dice que veinte años no es nada, resulta que cincuenta sí lo son. Sobre todo cuando a lo largo de los mismos se ha mantenido siempre la calidad y la dignidad de este cantante de culto para muchos, siempre comprometido con las tendencias artísticas de su tiempo a través de varias generaciones, que le consideran uno de los grandes innovadores de nuestra historia musical reciente, desde su participación siendo tan sólo un muchacho en el legendario grupo Los Canarios como cantante de Rhythm and Blues, su aparición fulgurante como solista con la inolvidable canción "A Los Que Hirió El Amor".

A la que siguió la creación y fundación del mítico grupo Dolores, fructífera semilla de aquella imparable e inusitada fusión entre el el Flamenco y el Jazz junto a Paco de Lucía, su periplo como actor y cantante en el inicio de la época dorada del Teatro Musical en España, protagonizando obras como Jesucristo Superstar, Los Miserables, La Bella Elena, La Maja de Goya, Cats, entre otras.

Es el altar del jazz vocal
A la par que creciendo día a día y llevándose gran número de premios, como el cantante de jazz que ya anunciaba en sus comienzos, quería luchar por llegar a ser, algo que sin lugar a dudas, ha conseguido con creces desde hace años en sus discos y conciertos, en los que el autentico jazz vocal, nunca pierde el necesario nexo de unión con el blues, algo realmente difícil de alcanzar en cualquier lugar, y que le sitúan por derecho en lo alto de la vanguardia de nuestro jazz.

Como también difícil es alcanzar la cifra de cincuenta años haciendo música ininterrumpidamente, resistiendo los vaivenes de una profesión a menudo muy complicada, para la que el corazón ha de ser siempre fuerte y valiente. Cincuenta años de música harán que cada próximo concierto de Pedro Ruy-Blas, se convierta, no sólo para él, sino también para todos quienes le admiramos, y sin duda para los jóvenes que aún no le conocen, en una gran celebración: Pedro Ruy-Blas, leyenda viva de nuestra música y olé.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios