www.madridiario.es

Para competir

Porsche 911 GT3 R, un nueveonce para clientes con casco

Porsche 911 GT3 R, un nueveonce para clientes con casco

martes 19 de mayo de 2015, 00:33h

Basado en el 911 GT3 RS de serie, la firma alemana ha diseñado un coche para los clientes que quieran competir en la categoría GT3 de los distintos campeonatos que se disputan en el mundo: el 911 GT3 R.

Para el desarrollo de este nueveonce, de 500b caballos de potencia, se ha puesto especial cuidado en el diseño ligero, la mayor eficiencia aerodinámica, la reducción del consumo, la mejora del comportamiento y la optimización de los elementos de seguridad, así como en reducir los costes de asistencia y piezas de recambio. Disponible a partir de diciembre, su precio es de 429.000 euros más los impuestos específicos de cada país.

El nuevo modelo comparte con su hermano de producción el característico techo de doble bóveda y una distancia entre ejes que se ha alargado en 8,3 centímetros en comparación con la generación anterior. Esto garantiza un mejor reparto de pesos y un comportamiento más predecible, especialmente en curvas rápidas, respecto al GT3 R previo. Al aplicar sistemáticamente soluciones ligeras para la carrocería, para los componentes añadidos y para la suspensión, los ingenieros han optimizado la posición del centro de gravedad en el GT3 R con relación al modelo precedente. El diseño ligero de la carrocería del 911 GT3 RS de serie, que se caracteriza por la construcción inteligente en composite, aluminio y acero, ha demostrado ser la base ideal para el coche de carreras. El techo, el capó y carenado delanteros, los pasos de rueda, las puertas, las secciones laterales y posteriores, así como el capó trasero, están hechos de un material composite muy ligero, a base de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). Todas las ventanillas y, por primera vez, el parabrisas, son de policarbonato.

El 911 GT3 R está propulsado por un innovador motor de seis cilindros bóxer, con cuatro litros de cilindrada, que es idéntico al de altas prestaciones empleado por el 911 GT3 RS homologado para carretera. La inyección directa de combustible, que funciona a presiones de hasta 200 bares, así como la tecnología de tiempos de apertura de válvulas variable, garantizan un uso muy eficiente del combustible.

Además, este motor atmosférico ofrece una utilización más sencilla y en un abanico de revoluciones más amplio. La potencia del propulsor trasero se transfiere a las ruedas posteriores de 310 mm a través de una transmisión Porsche, con mando secuencial, seis velocidades y de engranaje permanente. Como en los modelos GT de carretera del 911, los cambios de marcha se hacen por medio de unas levas, colocadas de forma óptima en el volante.

En el apartado de la aerodinámica, también sigue el ejemplo del coche de calle. Las tomas de aire que van en el carenado delantero, junto a los pasos de rueda, incrementan la carga aerodinámica sobre el eje frontal. Con unas dimensiones de dos metros de anchura y 40 centímetros de profundidad, el alerón posterior contribuye al equilibrio aerodinámico. El GT3 R adopta de su hermano mayor, el 911 RSR, el concepto del radiador situado en el centro. Al eliminar los radiadores laterales, mejora la posición del centro de gravedad y este radiador queda más protegido ante una colisión, además de ser favorable para la salida de aire caliente por las aberturas del capó delantero.

El sistema de frenos del 911 GT3 R también experimenta algunas modificaciones y, gracias al aumento de la rigidez y al control más preciso del ABS, es aún más adecuado para las carreras de larga distancia. En el eje delantero lleva unas pinzas de competición monobloque de aluminio, con seis pistones, y unos discos de acero ventilados y estriados, de 380 milímetros de diámetro, todo ello para lograr un rendimiento óptimo en la frenada. Mientras que en el eje posterior las pinzas son de cuatro pistones y el tamaño de los discos de 372 milímetros.

Otro de los focos se puso, en la fase de desarrollo, en los elementos de seguridad del GT3 R. La capacidad del depósito de combustible de seguridad (FT3) se ha incrementado en doce litros, hasta llegar a los 120, y el tanque lleva ahora una válvula que corta la salida de gasolina en caso necesario. Las puertas y las ventanillas laterales se pueden quitar y, además, la compuerta extraíble del techo es más grande. Y en caso de accidente, el nuevo asiento baquet de competición ofrece mayor protección al piloto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.