www.madridiario.es

Nuevo diseño

Mercedes Clase GLE Coupé, SUV con carácter deportivo

martes 16 de diciembre de 2014, 10:08h

La marca de la estrella se sigue superando día a día y no sólo en el aspecto tecnológico, sino también en cuando a diseño se refiere.

En esta ocasión la firma alemana nos descubre el nuevo Clase GLE Coupé; o lo que es lo mismo, una variante del Clase ML que en próximas fechas pasará a denominarse Clase GLE. Con 4,90 metros de longitud, 1,73 de altura y 2 metros de ancho, es más largo y ancho que un ML, aunque es más bajo. En parte, por la caída que tiene el techo en su parte posterior, que recuerda a la de algunos vehículos de tipo cupé y teniendo en cuenta sus formas, tendrá como principal rival al BMW X6.

Desde su lanzamiento estará animado con una gama de motores todos ellos, de seis cilindros, tres litros de cilindrada y sobrealimentados. Dos de ellos serán de gasolina para las variantes 400 4MATIC (333 CV) y 450 AMG 4MATIC (367 CV)... y uno de ciclo Diésel, el 350 d 4MATIC (258 CV). Además, el nuevo modelo contará de serie con tracción a las cuatro ruedas y una caja de cambios automática de nueve relaciones que recibe el nombre de 9G-TRONIC. Con un precio aun por definir, estará a la venta el próximo mes de junio.

El GLE Coupé es la combinación dos categorías de vehículos. Por un lado, posee los genes deportivos de un cupe frente a los dominantes y llamativos rasgos de un SUV robusto, con sus musculosos guardabarros, los abultados pasos de ruedas, las llantas de 22 pulgadas, la elevada línea de cintura y la gran altura sobre el suelo. Además, la fusión de estos genes estilísticos hace del GLE Coupé un vehículo de proporciones extremas con una estética elevada. A ello contribuye especialmente la tensión entre la delgada franja acristalada y el llamativo cuerpo de la carrocería, con una silueta que revela dinamismo y agilidad.

También la parrilla deportiva erguida del radiador con una sola lama, enmarcada por los faros LED High Performance de conformación tridimensional, es el rasgo más importante de un frontal con voladizo corto y contundente. Mientras que el capó inclinado hacia delante con los resaltes longitudinales típicos de Mercedes subraya el posicionamiento del GLE Coupé en el grupo de los modelos especialmente deportivos de la marca alemana. Otro rasgo de diseño que acredita la pertenencia a la estirpe de los coupés con la estrella es la configuración de la parte trasera. Aquí encontramos elementos de diseño presentados por primera vez en la Clase S Coupé. Entre otros atributos ópticos cabe destacar los esbeltos pilotos traseros con efecto tridimensional, el ancho inserto cromado situado por encima y la ubicación de la matrícula en el paragolpes. Otro elemento que distingue a todos los coupés grandes de Mercedes desde hace varias generaciones es la forma típica de la luneta trasera, redondeada en la zona superior. Y la protección estética de bajos cromada en la parte delantera y trasera (esta última con los embellecedores dobles del equipo de escape integrados) es una discreta alusión al carácter de SUV.

En el interior destacan en primer lugar los asientos deportivos y el compacto volante deportivo, así como los equipos de información y entretenimiento conocidos de la Clase C, E y S. También llama la atención el display de información, ubicado en un lugar óptimo desde el punto de vista ergonómico. Y a diferencia de otros modelos, no se trata de un elemento exento, sino integrado en el panel de instrumentos.

Junto a la pantalla se sitúan los difusores de ventilación centrales, enmarcados por un reborde con acabado silver shadow de alta calidad, al igual que los difusores laterales. La homogeneidad del interior se ve subrayada por un acabado similar de la unidad central. El controlador Comand está ubicado en la consola central; por encima de él se sitúa el panel táctil en una posición ergonómica óptima. Otros elementos sugerentes son la tapicería de símil de cuero Ártico y las molduras de aluminio claro con rectificado longitudinal. Mientras que el equipo Audio 20 CD con ocho altavoces y el módulo de comunicación Remote Online para el uso en Europa de los servicios Mercedes connect me (según el país) garantizan el entretenimiento a bordo. Y el caso del GLE 450 AMG, monta asientos deportivos AMG, volante deportivo AMG de tres radios forrado en napa negra, molduras de aluminio claro con rectificado longitudinal y pedales deportivos de acero inoxidable cepillado con tacos de goma. Y como opción están disponibles molduras de fibra de carbono AMG y de lacado brillante que confieren al interior un aspecto más noble.

En el apartado de equipamiento y entre la asistencia a la conducción incluye Distronic Plus con servodirección inteligente y Stop&Go Pilot, freno Pre-Safe con detección de peatones, Bas Plus con asistente para cruces, control activo de ángulo muerto, detector activo de cambio de carril y Pre-Safe Plus. Y el paquete de aparcamiento con cámara de 360° y ayuda activa para aparcar con Parktronic, que garantiza una visibilidad óptima y evita problemas en las maniobras para aparcar y desaparcar el vehículo. El LED Intelligent Light System, de serie en todos los modelos, asegura una excelente visibilidad en la oscuridad, mientras que el sistema limpiaparabrisas adaptativo y calefactado Magic Vision Control facilita la visión en condiciones meteorológicas adversas.

El habitáculo es amplio y ofrece espacio para cinco personas. En el banco trasero, el GLE Coupé convence incluso con una anchura sobresaliente, la mayor en su segmento. Y si se elige el techo panorámico de cristal de gran superficie, disponible opcionalmente, la sensación de espacio aumenta aún más para todos los pasajeros. A esto se suma el maletero más amplio de su segmento, con 1.650 litros de capacidad, que establece un récord absoluto en la categoría de los coupés. Por otro lado, la conducción del GLE Coupé satisface desde el primer momento las expectativas a un auténtico coupé deportivo. A pesar de la elevada posición sobre el asiento, similar a la de los SUV, y de la visión omnidireccional, asombrosamente amplia para un coupé, los ocupantes tienen la sensación de viajar a bordo de un deportivo, y no de un todoterreno. La sonoridad del motor hace pensar en un deportivo de pura raza y es la clave de una experiencia de conducción altamente satisfactoria en combinación con la respuesta directa y espontánea al acelerador. Si lo prefiere, el conductor puede disfrutar también de una conducción silenciosa y relajada, unida a dominio y serenidad. Hasta ahora hacían falta dos vehículos para poder experimentar ambas sensaciones: un coupé deportivo, ágil y brioso, y un SUV confortable de temperamento relajado. Con el nuevo GLE Coupé ya no hace falta elegir: el sistema Dynamic Select domina por primera vez la escala completa de comportamiento dinámico y conjuga en un mismo vehículo dos mundos de vivencias diametralmente opuestas.

El principio constructivo de la tracción integral permanente 4MATIC garantiza un comportamiento de marcha seguro, armonioso y deportivo. Los modelos GLE 350 d y GLE 400 trabajan con una distribución equilibrada del par motor, de 50:50 entre el eje delantero y el trasero. Esta configuración varía en el modelo especialmente deportivo, el Coupé GLE 450 AMG, en favor de una mayor agilidad y un dinamismo más acusado en torno al eje vertical del vehículo, de forma que mejora el comportamiento en curvas. En este modelo, el par motor se reparte en relación 40:60 entre los dos ejes. Y otro componente que asegura una elevada estabilidad de marcha, junto a la avanzada configuración de la cadena cinemática, es la suspensión neumática Airmatic perfeccionada en combinación con ADS Plus, un sistema que regula la característica de la amortiguación por primera vez de forma progresiva y variable. Según el programa Dynamic Select preseleccionado, varían los parámetros principales del reglaje de la amortiguación. En el modo Sporst+ prima el máximo dinamismo transversal, unido al mayor confort de marcha viable. Y viceversa, el modo Confort permite el máximo confort de marcha, unido al mayor dinamismo posible.

El estado actual del vehículo se evalúa a partir del sensor del ángulo de la dirección, cuatro sensores de ángulo de giro, la velocidad del vehículo calculada a partir de la señal del ESP y la posición del interruptor del pedal del freno. A partir de estas informaciones, la unidad de control ajusta progresivamente la fuerza de amortiguación, por separado para cada rueda. También, la regulación activa del balanceo Active Curve System es otro de los sistemas que favorecen la deportividad cuando el conductor activa el programa Sport o Sport+.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.