www.madridiario.es

Cae una red que organizaba matrimonios de conveniencia

viernes 09 de mayo de 2014, 11:19h
La Policía Nacional ha desarticulado en Valencia un grupo que convenía matrimonios, algunos de ellos en Madrid, para que ciudadanos nigerianos obtuvieran el permiso de residencia en España a cambio de pagar entre 6.000 y 10.000 euros. 72 personas han sido detenidas y otrsa 546 han sido imputadas por regularizaciones fraudulentas.
Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en la Comunidad Valenciana, la operación se inició a finales de abril cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la presentación, en un breve espacio de tiempo, de numerosas solicitudes de matrimonio entre ciudadanos nigerianos y mujeres españolas.

Las investigaciones permitieron averiguar que en la mayoría de los requerimientos coincidían tres domicilios como lugar de empadronamiento de al menos uno de los peticionarios. Además, el trámite del Padrón se realizaba en la mayoría de los casos pocos días antes de la boda.

Los agentes comprobaron la existencia de un grupo asentado en Valencia dedicado a favorecer la inmigración ilegal. Estos individuos se dedicaban a organizar matrimonios de conveniencia en casi toda España (Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha, Murcia, Galicia, Illes Balears, Islas Canarias, Cataluña, Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Aragón, Navarra, Extremadura, Madrid y Andalucía). Para ello captaban a mujeres españolas a las que pagaban entre 3.000 y 4.000 euros a cambio de que contrajesen matrimonio con ciudadanos de nacionalidad nigeriana.

La organización estaba compuesta por un número elevado de personas que se ocupaban de forma minuciosa de hacer parecer que los enlaces eran completamente lícitos. Para ello proporcionaban a los inmigrantes en situación irregular todo lo necesario para celebrar el enlace civil o religioso, les indicaban el registro al que debían acudir para la obtención del Libro de Familia y les informaban del lugar donde solicitar la tarjeta de residencia. Los interesados debían pagar a los miembros del grupo entre 6.000 y 10.000 euros para conseguir la tarjeta de residencia de familiar comunitario.

El grado de participación de los organizadores era tal, que incluso si uno de los futuros cónyuges no conocía nuestra lengua, algún compatriota se hacía pasar por él el día de la celebración ante el Juzgado de Paz, el Registro Civil o la Iglesia correspondiente, para no levantar sospechas. También se ocupaban de falsificar documentos emitidos por las autoridades nigerianas para adjuntarlos a las solicitudes matrimoniales.

Los agentes concluyeron que 104 de los documentos investigados eran falsos. Después de analizar toda la información, la Policía detuvo a 72 personas e imputró a 546 relacionadas con la trama.  Los imputados están identificados aunque están pendientes de localización. Durante el operativo también fue registrado el domicilio del máximo responsable. A los arrestados se les imputan delitos contra el derecho de los ciudadanos extranjeros, pertenencia a organización criminal, usurpación del estado civil, contra las relaciones familiares, falsedad documental y falso testimonio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios