www.madridiario.es

Greenpeace pide una moda sin tóxicos

miércoles 21 de noviembre de 2012, 00:00h
Dos activistas de Greenpeace se han descolgado este miércoles por la fachada de Zara en la madrileña calle de Princesa para protestar por "el uso de productos químicos tóxicos" en sus prendas de vestir, mientras otros cuatro, disfrazados de maniquíes, se han situado frente a la tienda.
La "acción sorpresa"  ha sido llevada a cabo por dos escaladores que han desplegado una pancarta con el mensaje "Zara, únete a la moda sin tóxicos", un día después de que Greenpeace presentara el informe "Puntadas Tóxicas".

El informe presenta el resultado de un análisis de 141 prendas de ropa de veinte marcas de moda internacionales diferentes, entre ellas el grupo español Inditex.

Entre las marcas de ropa analizadas, además de Zara, figuran Levi's, Mango, Calvin Klein, Diesel, H&M o Metersbonwe, el principal fabricante chino, y en todas ellas el estudio detectó prendas que contienen la sustancia química nonilfenol etoxilato (NPS), prohibida en la Unión Europea y con fuertes restricciones en China.

La protesta de este miércoles en la calle Princesa, que se enmarca dentro de su campaña Detox, persigue que Inditex se comprometa a eliminar los tóxicos de su cadena de suministro y de sus productos.

"Es importante que las empresas de moda reconozcan el grave problema de contaminación del agua que provoca el modelo de producción textil actual, que asuman su responsabilidad al respecto y que adopten medidas urgentes para combatirla. La moda tiene que dejar de costarle tan caro al planeta", ha declarado la responsable de la campaña de Tóxicos de Greenpeace España, Sara del Río.

Según Greenpeace, "las prendas de Zara contienen sustancias químicas que, tras verterse al agua, se transforman en otras que pueden provocar alteraciones en el sistema hormonal o, incluso, causar cáncer".

De esta manera, la producción de Inditex "contribuye a la contaminación del agua tanto en los países donde se fabrican sus prendas como en los que se compran".

"Inditex es una gran empresa española que ha revolucionado el mundo de la moda con su modelo de producción. Greenpeace pide que, al igual que pueden diseñar, fabricar y llevar hasta las tiendas una prenda en solo 15 días, utilicen su velocidad para dar una respuesta urgente y contundente a la contaminación que generan y ayuden a "limpiar" la industria de la moda", ha añadido Del Río.

Greenpeace lanzó por primera vez el desafío Detox en 2011 a diferentes empresas del sector textil. La organización ecologista dice que en la actualidad siete empresas ya lo han aceptado y Nike, Adidas, Puma y Lining, junto a las minoristas de moda H&M, C&A y Mark & Spencer, ya se han comprometido a "descontaminar" su cadena de suministro para 2020, "demostrando que la moda sin contaminación es posible".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios