www.madridiario.es
Polémica por el cierre del centro Fundival en Alcorcón

Polémica por el cierre del centro Fundival en Alcorcón

Por MDO/E.P.
miércoles 13 de julio de 2011, 00:00h
El secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, criticó al alcalde de Alcorcón, David Pérez, calificándolo como "persona despreciada y non grata" para el sindicato por clausurar el primer centro de atención integral para víctimas y familiares de accidentes laborales de la Comunidad de Madrid.  El primer teniente de alcalde de Alcorcón y portavoz del Grupo Popular, Óscar Romera, ha exigido a Martínez que se disculpe de manera pública e inmediata con el primer edil por los "insultos" que le ha lanzado.
El responsable sindical criticó a Pérez tras la concentración de protesta que han protagonizado este miércoles unas 150 personas a las puertas de este local, cedido a Fundival el pasado mes de mayo y que Pérez cerró a finales de junio aludiendo a "medidas de austeridad". "Es una de las mayores indecencias que han ocurrido en esta Comunidad en los últimos años", ha manifestado Martínez, quien además ha calificado a Pérez como "alcaldillo" y le ha acusado de ser "un alcalde pequeño para una ciudad grande". "Debe saber que desde hoy es persona despreciada y non grata para la UGT", ha agregado, para añadir que el sindicato impugnará este cierre por considerarlo "una indecencia moral".

Además, el secretario general de UGT-Madrid ha anunciado que esta sede se trasladará a otro municipio y ha indicado que incluso se han recibido ofertas de ciudades gobernadas por el PP, por lo que "no es problema del partido, sino de este alcaldillo que se ha puesto en frente de la UGT" y que "ha decidido en qué campo vamos a jugar".

No supone gasto económico
Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha acudido a apoyar esta reivindicación acompañada por otros representantes del PSOE y ha querido recalcar que la "excusa" de la austeridad esgrimida por el Gobierno del PP "es falsa", ya que "este local no repercute económicamente de manera negativa al Ayuntamiento, que acaba de recibir 6.000 metros cuadrados nuevos de oficinas".

"Se trata de una agresión al sindicalismo y la izquierda, por un Gobierno basado en la propaganda que no va a disimular que es de derechas sin ningún complejo y que argumenta falsa austeridad para aplicar su programa oculto que es la eliminación de los servicios públicos", ha señalado De Andrés, quien ha reiterado el apoyo de la formación "con cualquier reivindicación en apoyo a estas víctimas y contra medidas como la eliminación de un servicio pionero como éste que provoca un retroceso en los derechos de los trabajadores".

"Dolorosas decisiones"
Óscar Romera ha explicado que Pérez pretende con sus decisiones "dolorosas y difíciles muchas de ellas", intentar "poner orden y garantizar la calidad de vida de una ciudad que los socialistas han dejado en la ruina". Además, el portavoz del PP ha añadido que el local municipal de UGT tiene más de 560 metros y con espacio suficiente para desarrollar su labor sindical y el trabajo de la Fundación Fundival.

"Nos vemos obligados a reubicar a su fundación, que en ningún momento ha sido expulsada de Alcorcón como Martínez deja entrever, pero no muestre públicamente su indignación ante el hecho de que el PSOE haya dejado sin pagar la Seguridad Social de cientos de trabajadores de este Ayuntamiento, o que no abonase los seguros de muchos de sus operarios y vecinos en actividades públicas organizadas por el Ayuntamiento", ha manifestado Óscar Romera.

El centro servía de apoyo a los afectados con asesoramiento jurídico y psicológico, un servicio necesario ya que en la región, como consecuencia de estos accidentes, se sufragan por la Seguridad Social más de 6.300 pensiones por incapacidad permanente, 4.000 jubilaciones, 6.500 pensiones de viudedad, 1.200 por orfandad y 100 a favor de familiares, según datos de UGT.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios