www.madridiario.es
Sarkozy…toma medidas

Sarkozy…toma medidas

Por Milagros Hernández
viernes 02 de abril de 2010, 00:00h
Las elecciones regionales francesas del pasado mes de marzo, han cambiado el mapa político. Un ascenso de la izquierda francesa. Un ascenso del Frente Nacional (Lepen)… y una derrota para Sakorzy.

Sakorzy ha reaccionado con rapidez planteando un cambio en su equipo de gobierno pero tambien pondrá en marcha medidas políticas que le permitan continuar en el poder. Unas medidas serán para frenar los votos de la izquierda y otros para hacerse con la simpatía de los votantes de la derecha de Lepen.
Por eso, una de las medidas que ha tomado recientemente es el giro radical en su política de inmigración. Una inmigración que ha votado más a la izquierda que a su partido, y unos “nacionales” que han votado a Lepen por su discurso electoral basado en el racismo y en el cerrar filas frente al inmigrante que “no sólo trae otras ideas, sino que además, en época de crisis, nos viene a quitar trabajo”.

El país vecino tiene un elevado número de inmigrantes y ha tenido un proceso en las medidas de integración que siempre ha ido por delante de las de nuestro país. Actualmente, viven en Francia más de cinco millones de extranjeros y  se estima que un poco más del tercio ha adquirido ya la nacionalidad francesa, pudiendo considerarse como ciudadanos de pleno derecho.

Todos recordamos como hace unos años  jóvenes de barrios marginales de varias ciudades francesas, cuyas familias son de origen extranjero, fueron noticia por las acciones violentas. Algunas voces de altos funcionarios franceses, vinculaban estos incidentes a los valores y costumbres del islamismo y a la dificultad de asumir la identidad francesa también hubo quien consideró que estas acciones se realizaron por habitantes agobiados de barrios de un alto nivel de desempleo y exclusión social.

La inmigración en un país, cuando es elevada, nacionalizada, y, además, vota, es un instrumento político a utilizar para la desintegración social. El discurso del Frente Nacional francés lleva años intentando entrar con fuerza en Europa: hacer de la inmigración el blanco de todas las dianas.

La propuesta recientemente presentada por el Gobierno Francés en su Consejo de Ministros, un nuevo cambio en la Ley de Extranjería, viene a reducir los derechos de los inmigrantes, actuando desde el poder administrativo tras posterior trámite al poder judicial...mientras pueden estar cinco días retenido sin que se haya demostrado la pena de la “irregularidad”, una flagante  restricción de los Derechos Humanos. Medida que aumentará, además, los días de retención  a 45 días (antes 30), siendo expulsados en cuatro o cinco días después a cualquier país del espacio Schengen que hayan pisado antes.

Sarkozy no parará aquí. Pretenderá recuperar el espacio de la extrema derecha como sea, y esto requerirá una respuesta de la izquierda francesa y de las organizaciones sociales de Derechos Humanos de ese país. De esa izquierda que ha despertado con mujeres fuertes y que son la esperanza de ese país.

Y he hablado de esto y me interesa esto como política madrileña, porque aquí algunos pretenden también desde hace tiempo construir alternativas xenófobas. Grupos que atemorizan a buenas personas sin que nadie  ponga límites a su propaganda totalitaria, grupos que asesinaron a Carlos Palomino  y que siguen utilizando las redes sociales para enviar mensajes de muerte a defensores de los Derechos Humanos. Ése es el caso de las amenazas cada vez mayores que recibe mi admirado amigo, Esteban Ybarra, del Movimiento contra la Intolerancia.

Por ello debemos poner freno a las medidas racistas y fascistas que usan a la inmigración como blanco de su diana allí donde se produzcan.

Milagros Hernández.
Concejala Ayuntamiento de Madrid.
Izquierda Unida.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios