www.madridiario.es
Cierre de piscinas para pedir más seguridad

Cierre de piscinas para pedir más seguridad

lunes 30 de junio de 2008, 00:00h
Las piscinas de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid cerraron algunos días del mes de julio por paros de sus trabajadores que exigen a la administración el freno a las privatizaciones, las mejoras laborales y el incremento de la seguridad.
La primera movilización la llevaron a cabo los trabajadores de los centros deportivos municipales el día 9 de julio. Protestaban por la inseguridad que sufren los trabajadores de las instalaciones deportivas que, hasta ese momento, habían sido objeto de cinco agresiones desde que comenzó la temporada.

La movilización también denunciaba las privatizaciones y los incumplimientos del convenio colectivo porque no se cubría la oferta de empleo, a lo que se sumaba que el 50 por ciento de la plantilla está cubierta por eventuales e interinos, denunciaba UGT. Los sindicatos se manifestaron ante el Palacio de Cibeles para pedir las mejoras laborales.

El PSOE exigió la puesta en marcha de un plan de seguridad en las piscinas municipales así como la erradicación de la privatización. El Gobierno municipal puntualizó que el empleo público "está garantizado" en las instalaciones deportivas municipales de gestión directa. El Ejecutivo local recordó que el 23 de junio se trasladó a las cuatro organizaciones sindicales convocantes una propuesta de acuerdo para consensuar las actuaciones en materia de recursos humanos en los próximos años.

Piscinas regionales
El día 31 de julio, los trabajadores de las piscinas e instalaciones deportivas que pertenecen al Organismo Autónomo del Instituto Madrileño, Deportes, Esparcimiento y Recreación (IMDER) de la Comunidad de Madrid continuaron con los paros. Los sindicatos exigían la defensa del servicio público y su posición en contra de las privatizaciones ya que, según indicaron, la intención del IMDER es realizar una serie de privatizaciones en cuanto a la prestación de servicios, como los médicos, las clases de Educación Física, el mantenimiento y los socorristas.

Además, afirmaron, tenía intención de reducir el tiempo de trabajo en los llamamientos de ciertos colectivos de trabajadores fijos-discontinuos como, auxiliar de Obras y Servicios, Hostelería y Taquilleros, llegando a reducciones del 25 por ciento de la jornada. Por otro lado, los trabajadores denunciaron que con la privatización de estos servicios, la gerencia de IMDER está incrementando el gasto a los ciudadanos de Madrid en más de 400.000 euros, al mismo tiempo que se deteriora el servicio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios