www.madridiario.es

La Ingobernable recibe a los técnicos con una chocolatada

miércoles 28 de agosto de 2019, 10:04h

El colectivo La Ingobernable buscará este miércoles frenar su desalojo por parte del Ayuntamiento de Madrid con una jornada de "apoyo popular" con diversas actividades, que comenzarán con un desayuno con el objetivo de atraer a los afines para que "defiendan" el centro que cumple 845 días desde que se instalasen en el inmueble situado entre las calles Gobernador y Paseo del Prado en mayo de 2017.

Este apoyo popular, con el que La Ingobernable asegura contar, es la principal baza que jugará el colectivo, como ya adelantó el pasado agosto, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de que el Consistorio de la capital se apresuraba y cambiaba la fecha del desalojo del 2 de septiembre al 28 de agosto. Así, desde La Ingobernable entienden que este adelanto de la fecha es una forma de "restarles fuerza" ya que Madrid tiende a "vaciarse" durante el mes de agosto. Aún así, desde la Corporación local expusieron que este miércoles efectivos municipales se personarían en la calle Gobernador simplemente para constatar que el inmueble sigue okupado y que posteriormente "se acudiría a la vía judicial". Se espera el apoyo de diversas plataformas y colectivos afines a La Ingobernable. Por su parte, el concejal de Vox Pedro Fernández también estará presente en el desalojo para constatar "la firmeza o no" del nuevo Gobierno municipal ante "la ilegalidad de la ocupación de edificios, así como la reacción de la izquierda radical que la apoya y fomenta", según han indicado desde el grupo municipal.

Esta no es la primera vez que La Ingobernable ha buscado el apoyo ciudadano para hacer frente a las amenazas de desalojo. En abril del año pasado organizaron una 'chocolatada' con churros a la orden de desalojo fechada para ese día y que la Corporación municipal del momento de Ahora Madrid, liderada por Manuela Carmena, aseguró que no ejecutaría. A lo largo de la campaña electora, una de los mensajes más repetidos por el actual alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, fue que sería inflexible contra la okupación; especialmente contra el colectivo de la calle Gobernador a cuyos miembros llegó a tildar de "desgarramantas".

Esta advertencia a La Ingobernable y La Dragona, los dos centros que más tiempo han estado autogestionados, se hizo realidad cuando en el primer Pleno ordinario de la legislatura, tras la llegada a Cibeles de PP y Ciudadanos, la delegada de Obras, Paloma García Romero, avanzó que se fijaban el 2 de septiembre la fecha para el desalojo de La Ingobernable, condicionado al "éxito de las notificaciones" a entregar en este centro okupado desde 2017.

Señaló que se destinaría a equipamientos necesarios para el distrito Centro, aún por determinar, mientras que el inmueble de La Dragona, a un equipamiento de Seguridad. En la segunda, okupada desde 2014, están pendientes de una resolución de incidencia relativa a la sentencia judicial que corrobore que es conforme a derecho. El colectivo, que se declaró en "fase de alerta" con la toma de poder de Martínez-Almeida, avisó a la nueva corporación de que serían "indesalojables". Así, a lo largo de la escasa andadura del nuevo Ejecutivo ha habido varios momentos de tensión entre el Ayuntamiento y La Ingobernable. Entre ellos el protagonizado por la delegada de Deportes de la capital, Sofía Miranda, que definió al colectivo como "parásitos" por redes sociales y les anunció que "se les acaba el chollo", a lo que los 'okupas' respondieron asegurando que, de no haberse instalado en el inmueble, "estaría demolido y en manos de un amigo Aznar-Botella".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.