www.madridiario.es
Ara Malikian, violinista, durante un concierto
Ampliar
Ara Malikian, violinista, durante un concierto (Foto: Mila Checarelli)

Malikian-Lewis con Le Petit Garage, broche de oro al ciclo 'Crew Nation' en La Riviera

Ara Malikian triunfa en La Riviera

lunes 28 de septiembre de 2020, 12:06h

En la sala La Riviera, el pasado viernes, nadie mejor que Ara, nuestro universal madrileño, nacido en el Líbano de origen armenio, para cerrar el ciclo “Crew Nation”. Empezó su actuación en la oscuridad, con mascarilla como el resto de los asistentes, acompañado de su violín, buscando la complicidad del público, con su tradicional paseo entre los espectadores para captar su atención, con una introducción clásica que le permitió presentarse y presentar al alimón a su cómplice de velada: el no menos genial pianista cubano Iván “Melon“ Lewis y cautivos los asistentes la noche mágica comenzó. Nos quedaban casi dos horas de un recorrido por la música sin ataduras ni normas, sólo emoción, talento y autenticidad.

El viaje étnico-musical empezó con los temas “Con Mucha Nata”, “Bourdj hammoud”, “Gluck”, canciones del recorrido escénico sonoro que Ara entrega a su público. Se inicia en Armenia y Líbano con los sonidos que le acompañaron de niño y adolescente en el barrio libanés donde creció en plena guerra civil, hasta que emigra al centro de Europa, a Alemania, donde se vive uno de los momentos especiales de la noche con el tema oriental-judío-alemán “Pisando flores” que produce en el público asistente, -hoy con sus obligatorias mascarillas y sentado en sillas con distancias de seguridad para cumplir con las normas sanitarias, pero no menos entusiasta- una apasionada complicidad con el maestro de ceremonias, porque Malikian es además de un músico genial y virtuoso, un genio narrador de historias. El argumentario de los temas de sus conciertos te seduce como parte del espectáculo, el arte escénico es fundamental.

A continuación interpretó tres canciones que reflejan la esencia “malikiana”: “Loucine” pieza dedicada a su madre llena de ternura y emoción. “Las Milongas de Ravioli”, tema ofrecido a un violín imaginario y sus aventuras y la versión de “Life on Mars”, tema del rockero David Bowie donde también “me pregunto si alguna vez sabrá que está en el espectáculo de más éxito”. El encantador Ara, una vez más, había conseguido su propósito.

Los siguientes tres temas iban a continuar este entrañable periplo musical entre la música clásica y la moderna: “La campanella” de Niccolo Paganini, con relato incorporado del “fa sostenido, el casino y la forma del violín” y la participación estelar de “Melon” a la campanilla; una versión del “Valse Scherzo” obra maestra para violín de Tchaikovsky donde el “Maestro Ara intentó, sin éxito, que el Maestro Melon le acompañara como si fuera un alumno del ballet nacional cubano, tutú incluido”; y Bachelorette” del álbum “Homogenic” homenaje a la cantante, compositora y multintrumentista islandesa Björk, por la que el artista siente una especial admiración, además del recuerdo especial a “los vuelos oceánicos y la famosa intolerancia a los arenques de los armenios”. Un tiempo para mostrar, una vez más, la complicidad entre Iván “Melon” Lewis y Ara Malikian, dos amantes de la música que sobre todo disfrutan apasionadamente de su profesión. ¡¡¡El hechizo seguía!!!

Foto: Alfredo Arias

El concierto se acercaba al final y el broche estaba por llegar: “Introduction y rondo capriccioso” de Camille Saint-Saëns calentó motores y sirvió para que los maestros “Melon” y Ara hicieran de anfitriones al grupo cubano “Orishas” con Beatriz Luengo y Yotuel Romero que interpretaron el tema de Pablo Milanés “Ámame como soy” y que sirvió para agradecer a los asistentes su compromiso con la cultura y un recordatorio especial a nuestra amada Cuba. El recorrido mágico llegaba a su fin y como no podía ser de otra forma Ara presentó “Nana arrugada” tema creado y escrito durante la pandemia del COVID 19 dedicado a todas las personas mayores que han fallecido solas, en casa o en los hospitales, sin visitas, sin acompañantes, sin nadie que les diera algún aliento, sin nadie que les cogiera la mano, sin sus seres queridos, solas con miedo a la soledad y a la muerte. Ara desaparece de la escena y es Melon Lewis quien empieza a tocar hasta que el maestro aparece, nuevamente con su mascarilla, tocando entre el público y con tanta fuerza y autenticidad que los sentimientos y emociones hechizan a los presentes. “Nana arrugada” es un sincero homenaje a los mayores y merecía ser el final de este entrañable y apasionado viaje musical que puso broche sobresaliente a esta velada llena de música y de vida. El público despidió a los maestros Ara y Melon con una prolongada y sentida ovación.

“La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu”. Miguel de Cervantes

NOTA: Habitualmente presentamos galería de fotografías del concierto, pero en esta ocasión una inoportuna y dolorosa otitis nos ha privado de un magnífico reportaje de Mila Checarelli y la actualidad informativa nos ha impedido contar con Chema Barroso ó algún otro fotógrafo de Madridiario, así que habrá que esperar a la próxima ocasión para poderles disfrutar. Agradecemos a Crew Nation que nos haya facilitado algunas imágenes de Alfredo Arias para ilustrar este reportaje que complertamos con un par más de las últimas actuaciones en el Palacio Real y en el Wizink Center de Madrid.

Foto: Alfredo Arias

He visto actuar a Ara Malikian en más de cuarenta ocasiones, desde la mítica sala Clamores con un quinteto de lujo compuesto por Moisés Sánchez (piano), Fernando Egozcue (guitarra), Martin Bruhn (batería) y Miguel Rodrigañez (contrabajo), hasta la Plaza de la Armería del Palacio Real con Melon Lewis (piano), pasando por el Teatro de Bellas Artes, el Teatro Real, los Teatros del Canal, la Plaza de Toros de las Ventas, el Teatro Lara, el Wizink Center, el Teatro Apolo, y no sólo le he disfrutado en Madrid también en la Casa de la Cultura y en el ágora de la biblioteca Miguel Hernández de Villalba, en la Plaza de Toros de Moralzarzal, en el Teatro Juan Bravo de Segovia, en el Auditorio Parque Torres de Cartagena, en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial y en algún otro sitio que no recuerdo, con una formación antes del COVID’19, de las mejores que he visto haciendo directos compuesta por Humberto Armas (viola), Ana Milman (violín) y Cristina Suey (cello), Toni Carmona (guitarra), Georvis Pico (batería), Iván Machado (bajo y contrabajo) e Ivan “Melon” Lewis (piano). Y espero llegar al centenar.

Foto: Alfredo Arias

Nadie duda que Ara es uno de los más brillantes, originales e innovadores violinistas del panorama actual, con registros musicales tan distintos que abarcan desde la música clásica a la tradicional de sus raíces armenias, que combina además con distintas culturas del Medio Oriente (árabe y/o judía), centroeuropeas o latinas y que también se sumerge en el pop, el rock, el flamenco o el jazz. Es un genio creador y genuino intérprete de la buena música y por eso siempre tengo la certeza de que con Ara la magia siempre va a aparecer, siempre va a pasar algo, nos va a hechizar con su talento, su virtuosismo, su entrega, su complicidad con el público y con sus músicos; su generosidad y su esfuerzo en el escenario le transforman y los espectadores recogeremos los frutos de esa metamorfosis.

Impecables medidas antiCOVID’19 en la sala La Riviera

Antes de comenzar el concierto Nacho Córdoba representante de la sala presentó a los asistentes los resultados de “Crew Nation” iniciativa destinada a reactivar la música en directo y a recaudar fondos para el personal y los equipos de los artistas que en esta situación de crisis se han quedado sin trabajo y para los que pidió un merecido aplauso y un reconocimiento por su trabajo a lo largo de los años. Ellos son los que hacen posible que los conciertos sean una realidad: los técnicos de sonido, técnicos de luces, backliners, carga y descarga y demás trabajadores y profesionales de la industria musical.

Foto: Alfredo Arias

“Crew Nation” empezó el ciclo de conciertos el pasado 15 de julio con Guitarricadelafuente, le han seguido Triángulo de Amor Bizarro, 84, ISEO, Tu Otra Bonita, Pol Granch, Rayden, Izaro, El Kanka, Mr. Kilombo, Xoel López, IZAL, Miss Caffeina y Varry Brava, Rock en Familia, Rizha, OBÚS, Belako, Tomasito, Sex Museum, Muchachito, Bely Basarte, Celtas Cortos, Fuel Fandango, Sticky M.A., María Peláe, Funzo & Baby Loud y ha finalizado el pasado viernes 25 de septiembre con el “Petit Garage” de Ara Maliquian e Iván “Melon” Lewis.

Todos los conciertos han contado con una Fila 0 solidaria que ha ofrecido la posibilidad de colaborar con esta iniciativa a todas aquellas personas que no han podido asistir a los conciertos pero han querido colaborar con “Crew Nation”

Foto: Alfredo Arias

Han sido más de 20 conciertos, y como informó a los asistentes Nacho Córdoba bajo estrictas medidas de seguridad y sin miedos; han pasado por La Riviera más de 6.500 personas que han permitido recaudar 150.000 euros para distribuir entre los artistas y sus equipos. Por último Nacho agradeció el esfuerzo realizado a quienes han hecho posible este ciclo: Live Nation, Producción LD eventos, Santa Sofia, ticketmaster, Policia Municipal, artistas y sus equipos y especialmente al público que se ha atrevido a venir. Y muy especialmente a todo el personal de La Riviera (seguridad, encargados, camareros, personal de limpieza, etc.) que han conseguido mantener unas impecables medidas de seguridad exigidas por las autoridades sanitarias para controlar el COVID’19. Uso obligatorio de mascarillas durante todo el concierto, no invasión del espacio de la “unidad no familiar”, no compartir vasos entre lo que no es unidad familiar y por último al finalizar el concierto permanencia en las sillas hasta que el jefe de seguridad de la zona indique la salida. Además de unas rigurosas y adecuadas medidas de seguridad en la entrada, durante y a la salida ordenada del concierto.

¡¡¡LA CULTURA ES SEGURA!!!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios