www.madridiario.es
Empresarios del Ocio nocturno reclaman a la Comunidad un plan de ayudas y bonificaciones
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

Empresarios del Ocio nocturno reclaman a la Comunidad un plan de ayudas y bonificaciones

miércoles 01 de julio de 2020, 16:54h

La Asociación de Locales de Ocio Nocturno y Espectáculos de Madrid (CEONM) ha reclamado este jueves al Gobierno regional un plan de ayudas al sector para el pago de alquiler de locales, así como bonificaciones en impuestos municipales, tras "el sacrificio" realizado por no haber podido reanudar la actividad durante la desescalada, advirtiendo de que el peligro está "en el botellón en la calle", ha informado el colectivo en un comunicado.

Tras la reunión mantenida ayer entre el presidente de CEONM, Tito Pajares, y el consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, la Comunidad de Madrid ha anunciado esta mañana la apertura de bares de copas y discotecas con un aforo del 40 por ciento.

No obstante, se seguirán sin usar las pistas de baile como tal, aunque sí permitiendo el uso de ese espacio para ubicar mesas siempre que se garantice la distancia de seguridad de un metro y medio.

Los locales de ocio nocturno que cuenten con terraza podrán hacer uso de las mismas también a partir de este viernes con un aforo del 80 por ciento y a partir del 6 de julio podrán hacerlo con el 100 por cien del aforo permitido, guardando la distancia de seguridad entre mesas.

Plan de ayudas

Al respecto, Tito Pajares también cree necesaria la constitución de una mesa que también estudie un plan de ayudas de la Comunidad de Madrid a las empresas y trabajadores autónomos del Sector del Ocio Nocturno.

Este plan de ayudas debería recoger ayudas financieras para el pago de la rentas de los arrendamientos de los establecimientos, respaldo normativo a estudiar para la bonificación de los impuestos municipales o ayudas mediante Avalmadrid destinadas a la obtención de créditos de interés 0 para el pago de la renta de los arrendamientos durante los meses en los que la actividad ha estado suspendida por fuerza mayor.

Según el colectivo, se trataría de "un paquete de ayudas" que apoye la actividad de un sector que representa en la Comunidad de Madrid a 26.000 empresas, ofrece 131.000 puestos de trabajo y que hacen posible que Madrid sea una potencia cultural y de ocio de primer orden, aportando a las arcas de la Comunidad un 1,7% del PIB regional".

Las propuestas del sector

Los empresarios del ocio nocturno han trasladado al Gobierno regional toda una batería de medidas previstas a aplicar para que sus locales sean seguros. Entre ellas, figura el mantenimiento de la distancia social entre los usuarios (1,5 metros), uso obligatorio de mascarillas en el interior de los establecimientos, geles hidroalcohólicos, toma de temperatura en el acceso y las pistas de baile cerradas.

Además, habrá un control de acceso en los baños, para garantizar que no se producen aglomeraciones, y personal de limpieza pasará a desinfectarlos periódicamente, intensificación de la limpieza y desinfección con viricidas, garantía de renovación de los flujos del aire, así como medidas higiénicas y sanitarias adicionales para los trabajadores de locales establecidas por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

Tras el anuncio de la apertura de los bares de copas y discotecas, Pajares ha "agradecido a la Comunidad de Madrid el poder comenzar con la actividad", recalcando que como sector responsable defienden "un ocio nocturno seguro". No obstante, han propuesto a la Comunidad de Madrid la creación de una mesa de seguimiento que estudie y supervise cómo se realiza la desescalada después del verano. "Lo realmente inseguro son los botellones en la calle", han advertido.

Reapertura gradual y pactada

Entre las medidas figura también la eliminación de todos los utensilios que puedan ser comunes de las barras, prohibición del uso de sillas, promoción del pago con tarjeta y sistemas contact-less y utilización de sistemas de pedidos digitales.

Adicionalmente, ha propuesto al Gobierno una reapertura gradual y pactada y la participación en comisiones de seguimiento de la evolución de la situación. La propuesta recoge tres fases en la reanudación de la actividad.

En una primera fase, la propuesta recogía que en locales o espacios en los que exista un espacio destinado a pista de baile, éste pueda ser utilizado para instalar mesas o sofás garantizando siempre la distancia de seguridad, ocupación de un máximo del 75 por ciento del aforo establecido por licencia, toda la actividad estará desarrollada en la barra, mesas y sofás, grupos en mesas de un máximo 20 personas.

En los locales autorizados a tener terrazas al aire libre se establecerá un aforo máximo del 75 por ciento, con un máximo de 20 personas por mesa o grupo de mesas. En todos se ampliará el horario de cierre en 30 minutos para facilitar el desalojo.

Con la decisión del Consejo de Gobierno de la Comunidad habrá que empezar con un aforo del 40 por ciento y estudiar la evolución de la situación a lo largo del verano para pasar a la siguiente fase.

En la segunda fase, que se iniciaría con fecha lunes 21 de septiembre de 2020, inicio de la temporada de invierno, se propone: ampliar la ocupación a un máximo del 100 por ciento del aforo, toda la actividad estará desarrollada en la barra, mesas y sofás, la pista de baile no se podrá utilizar para su propósito, garantizar siempre la distancia de seguridad entre clientes y grupos en mesas de un máximo 20 personas.

En la tercera y última fase, aún sin fecha y siempre y cuando la autoridad sanitaria autonómica lo permita se recuperará la actividad de baile en las pistas o similar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios