www.madridiario.es
Captura del vídeo difundido en Twitter
Ampliar
Captura del vídeo difundido en Twitter

Salud Pública abre una investigación sobre la boda en el Casino de Madrid

El vídeo viral de la boda en el Casino de Madrid

lunes 08 de febrero de 2021, 08:20h

Desde el domingo circula en los móviles de media España un vídeo que resultó ser un absoluto escándalo: una boda celebrada este fin de semana en el Casino de Madrid en la que las decenas de invitados no usaban mascarillas ni mantenían las habituales medidas de seguridad.

En concreto, no portaba protección pese a que no estaban comiendo en ese momento, la proximidad entre los asistentes era absoluta y había demasiadas personas en cada mesa. Por supuesto, los novios tampoco llevaron mascarilla y hubo abrazos y acercamientos entre todos. Sólo se pudo ver con mascarilla a un camarero o a un fotógrafo.

Al parecer se trató del enlace entre Jaime Navarro, un antiguo canterano del Real Madrid y Beatriz Ungría, emparentada con casas nobles de Bulgaria.

Tras la polémica, las explicaciones pertinentes, como hace poco con el polémico vídeo de los jóvenes de fiesta en el Teatro Barceló: se cumplieron todas las medidas del protocolo de seguridad, hubo menos de 50 invitados y se respetaron las plazas máximas por mesa (4), con distancia de seguridad.

En la celebración había varios famosos, como Elena Tablada, cuñada de la novia, o la estrella mundial de pádel Juan Lebrón. Tablada afirmó a 'ABC' que "se nos hizo PCR a todos los invitados y solo pudimos acudir los que tuvimos resultado negativo, se cumplió con todas las normativas".

El chef que preparó el festín de la boda, Paco Roncero, declaró a 'ABC' que se respetaron las medidas de seguridad: "Nosotros cumplimos absolutamente con todas las normas".

Tanto él como otros invitados usan el mismo argumento que empleó el Teatro Barceló tras viralizarse el vídeo en su discoteca: que las imágenes llevan al equívoco y parece algo que no es... Además, se asegura que se practico una PCR a todos los invitados antes del enlace, por lo que no se vio necesario seguir escrupulosamente las medidas de seguridad del uso de mascarillas hasta que se comiera o se bebiera.

- Las imágenes dieron para mucha indignación en redes:

Desde la Consejería de Sanidad han informado de que la Dirección General de Salud Pública "ha abierto una investigación sobre la boda celebrada el pasado sábado en el Casino de Madrid, dando traslado a la Policía Municipal para que realicen las actuaciones necesarias de investigación para comprobar lo sucedido sobre el incumplimiento de las medidas frente al coronavirus".

Por su parte, la concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha señalado que la Policía Municipal va a abrir un expediente de investigación cuyas conclusiones remitirá a Salud Pública una vez terminen los agentes las pesquisas. Así lo ha indicado en una entrevista en la cadena Ser donde ha detallado que, una vez llegue el requerimiento formal, los policías verán las grabaciones e investigarán si ha habido algún tipo de ilegalidad para trasladarle el informe correspondiente a la Consejería de Sanidad, que decidirá las posibles sanciones.

La organización asegura que se cumplió el protocolo

Los organizadores de la celebración ha asegurado esta tarde que ellos cumplieron todos los protocolos y medidas sanitarias establecidas de acuerdo con la normativa antiCovid en vigor en la Comunidad de Madrid. Según apuntan en un comunicado, además de los protocolos higiénicos y sanitarios, se llevaron a cabo medidas de ventilación adicionales y se ofreció a los invitados toda la información requerida para un correcto cumplimiento de la normativa. "De esta manera, los asistentes eran conocedores de las medidas obligatorias para cumplir con su responsabilidad individual", apuntan.

De un espacio habilitado de 1.500 metros cuadrados, explican que sólo se cubrió un 15 por ciento del aforo, siendo un 50 por ciento lo permitido por la normativa. La organización afirma que todos ellos fueron distribuidos en mesas de cuatro comensales, "garantizando una distancia mínima entre cada mesa de 1,5 metros tal y como está establecido".

Además, indica que desde que comenzó la pandemia se incorporaron nuevos aspectos en la gestión habitual, como maximizar los procesos de limpieza e higienización de cada espacio, la incorporación de nuevas soluciones para reducir los contactos y mantener la distancia social, nuevos procesos y protocolos para la gestión de la restauración, o el control de la ventilación del aire y el agua. "Todo ello para asegurar que cualquier persona, sea cliente o empleado, pueda sentirse segura", concluye el comunicado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios