www.madridiario.es

Cuando la brújula se imanta por el odio

miércoles 21 de octubre de 2020, 14:17h
Siempre imaginé que el líder, el gobernante, el responsable de equipos, tendría permanentemente a mano una brújula que le marcara el camino, que le orientara en sus decisiones. Así, uno de los puntos cardinales serviría de referencia para conformar sus políticas, pudiendo los gobernados conocer el porqué de sus posicionamientos y el rumbo de sus acciones. Posicionamientos y acciones que pretenderían el bien común, sin que obviamente ello supusiera contentar a todos y cada uno... Pero siempre persiguiendo el “bien común”.

Pero una vez más, he venido imaginando con enorme ingenuidad. Porque lo que estamos viendo y padeciendo en nuestro día a día político, y muy especialmente en nuestro penar madrileño, es que la brújula de los actuales gobernantes no sólo no marca el camino, sino que lo confunde, lo enreda... Da la impresión de que la brújula esta imantada, no proporciona coordenadas, no mira hacia ese “bien común”... y no lo hace, sencillamente, porque es una brújula imantada por el odio.

Discúlpenme el tremendismo de la afirmación, pero creo que estamos gobernados desde el odio. Nuestros gobernantes se dejan guiar por el odio. El odio a todo el que no es como ellos. El odio a la diversidad, a la pluralidad, a la variedad, al que es distinto. El odio a la división de poderes, a la clase media, a la familia, a las instituciones que nos vertebran. Y por supuesto, el odio a las libertades, y muy particularmente en nuestro ámbito educativo, a la libertad de enseñanza, con la que están practicando la estrategia de “tierra quemada” guiados por esa brújula extraviada.

Y es que, en lo que a la escuela concertada respecta, las actuaciones preparadas por el gobierno de la nación pretenden humillar, insultar y, en lo posible, extinguir a un tercio de la población. Brújula de odio para tierra quemada, en contra del bien común. En definitiva, la brújula del gobernante está inservible, porque ha quedado imantada por el odio excluyente y frentista. ¡Mal asunto!

Emilio Díaz

Responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de Escuelas Católicas Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios