www.madridiario.es
Plan para la ordenación del ámbito Joaquín Lorenzo, en Fuencarral-El Pardo.
Ampliar
Plan para la ordenación del ámbito Joaquín Lorenzo, en Fuencarral-El Pardo. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Aprobación inicial del plan para urbanizar el ámbito de Joaquín Lorenzo con vivienda protegida y zonas verdes

jueves 15 de octubre de 2020, 12:54h

El Ayuntamiento de Madrid ha acordado este jueves en Junta de Gobierno aprobar inicialmente el Plan Parcial de Reforma Interior del Área de Planeamiento Remitido ‘Joaquín Lorenzo’, en el distrito de Fuencarral-El Pardo. Como han apuntado desde el Consistorio, la zona "llevaba muchos años intentando desarrollarse" y ahora se podrá llevar a cabo su urbanización gracias a la ordenación propuesta por el Área de Gobierno de Desarrollo Urbano. El expediente se someterá al proceso de información pública.

Este plan parcial, cuyo objetivo es completar la urbanización del ámbito, afecta a una superficie de 47.000 m2, incluyendo los 1.500 m2 del Arroyo de los Pinos. Las zonas verdes ocuparán 25.000 m2 y la edificabilidad máxima alcanzará los 32.500 m2. Además, establece 3.000 m2 destinados a vivienda protegida de precio limitado, según ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz.

En febrero de 2001 ya se aprobó para esta zona del barrio de Peñagrande un Plan Especial de Reforma Interior que fue modificado posteriormente en septiembre de 2002, actualmente en vigor. Sin embargo, ahora se cambia este último para adecuarlo a la normativa y poder desbloquear el proyecto.

Las modificaciones

Los nuevos parámetros de la ordenación pormenorizada que se propone responden a la necesidad de dar cumplimiento a varios objetivos, como la adaptación del planeamiento a la vigente legislación urbanística o el ajuste de los límites del ámbito al entorno topográfico real. También se busca la delimitación del dominio público hidráulico del arroyo preexistente y la adecuación del cruce de las calles de Joaquín Lorenzo y de Nueva Zelanda.

Además, las mejoras introducidas implican una reducción de la ocupación en las parcelas, que se basaba en un índice inadecuado y posibilitar zonas ajardinadas y arboladas en el interior de las manzanas. Se mejorará la calidad de las tipologías edificatorias, así como la permeabilidad visual. Asimismo, se prevé una mejora en la adecuación al entorno edificado y en la accesibilidad a los garajes.

La ordenación propuesta para la zona, que tiene uso residencial, se desarrolla en tres manzanas. Se separa el tránsito peatonal de la calzada y se establece entre ambas una franja arbolada de un metro sin que el ancho de la acera se estreche. La zona verde se desarrolla al sur y al este, entre la calle Manuel Garrido y la M-30. Por su parte, el arroyo, sin caudal y cuyo trazado ya se vio alterado por las obras de la M-30, se incorpora de manera natural a la zona verde. La propuesta de ordenación plantea un menor porcentaje de ocupación de las parcelas, lo que favorece una renaturalización óptima del entorno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios