www.madridiario.es

La importancia de la asesoría contable, fiscal y laboral en tu empresa

Por MDO
viernes 01 de julio de 2022, 08:06h

A la hora de gestionar una empresa, los factores son múltiples, dependiendo del sector y la orientación de la misma. En muchos casos, las grandes empresas cuentan con departamentos especializados en la gestión de actividades, proyectos, procesos administrativos e incluso tareas internas de los departamentos.

La importancia de la asesoría contable, fiscal y laboral en tu empresa

Sin embargo, hay medianas y pequeñas empresas que no pueden permitirse ampliar su plantilla con estos cargos, o que por otras circunstancias, no sea lo más idóneo ni habitual. Por ello, existen empresas que se encargan única y exclusivamente de las labores de asesoría fiscal, laboral y contable de otras empresas que necesiten estos servicios.

Si te encuentras en el grupo de pequeña o mediana empresa, y no tienes claro por qué necesitas el apoyo de un asesor, vamos a ver a continuación cuáles son las tareas principales de estos especialistas, y en qué aspectos te facilitarán el trabajo administrativo y las gestiones que pueden afectar a tu empresa.

Asesoría contable

Dentro de las especialidades de este campo, se encuentran tareas como la administración de los bienes del negocio, la aplicación de las obligaciones legales relacionadas con la contabilidad, el correcto seguimiento del Plan General Contable, realizar cierres y ajustes de cuentas, controlar las cuentas anuales y los plazos de entrega de la documentación en el Registro Mercantil, y controlar los libros de contabilidad y la legalización de los mismos.

Las principales ventajas de esta rama de asesoría para empresas radica en su especialización sobre aspectos que no tiene por qué conocer el empresario contratante. Orientan de manera efectiva a través de un plan de negocios para el crecimiento de la empresa y sus inversiones, así como mantienen en un ámbito legal vigente todos los aspectos de contabilidad. Esto debe adaptarse en cada empresa, algo que solo es capaz de hacer un profesional. Además, permite ahorrar tiempo y costes, ya que el contratante solo se beneficia de los resultados obtenidos de las tareas contables. Por todo esto, el momento de creación de una empresa es el punto ideal para contratar dichos servicios.

Asesoría fiscal

Un servicio de asesoría jurídica para empresas se encarga de la planificación fiscal, la gestión y el procesamiento de inspecciones tributarias, las reclamaciones administrativas, la estructura tributaria de las operaciones de financiación, las auditorías fiscales y la liquidación de impuestos, entre otras muchas tareas.

Dejar estas tareas en manos de un especialista tiene como principal resultado la seguridad jurídica y mejora de tus intereses fiscales. Al igual que en cualquier campo de la asesoría empresarial, para cada empresa se plantea un plan personalizado según las necesidades de la empresa contratante. Uno de los aspectos más importantes es la preparación de un informe fiscal, generalmente de carácter anual, donde se muestran todos los detalles de las cuentas y balances de la empresa, con análisis que ofrecen resultados sobre rating y scoring, una comparativa con empresas del sector y ratios de diversos aspectos, para comparar con el resultado ideal y así saber si la empresa está cumpliendo con los objetivos.

Asesoría laboral

Este campo es aquel que, en las grandes empresas, gestiona el departamento de recursos humanos. Se encarga de todos los aspectos que tienen que ver con la relación entre los trabajadores y las empresas. Desde la redacción de contratos, gestionar las altas y las bajas en la Seguridad Social y sus pagos, la elaboración de nóminas, gestionar los aspectos relacionados con inspecciones de trabajo, hasta la redacción y comunicación de cartas de despido, y el cálculo de finiquitos y pensiones.

La ayuda de estos asesores es fundamental a la hora de tener la seguridad de que se cumple con la legislación laboral, la elaboración correcta de contratos y su cumplimiento, y que se facilita conocer las ayudas e incentivos que puede obtener la empresa en relación con la contratación, así como un plan de actuación ante situaciones críticas, como una inspección de trabajo o la denuncia de un trabajador.

Por todos estos aspectos, es indispensable que cualquier empresa cuente con un equipo de asesoramiento, ya sea interno o externo, para la adecuada gestión de las tareas administrativas.