www.madridiario.es

Las cirugías de reducción de peso más demandadas en Madrid

Por MDO
miércoles 26 de enero de 2022, 09:54h

El exceso de peso es uno de los grandes problemas que padece la sociedad actual como resultado de décadas de abandono de las buenas pautas alimentarias en pos de una alimentación fácil y rápida más adaptada a la “velocidad” de la vida diaria, pero peor para la salud.

Las cirugías de reducción de peso más demandadas en Madrid
Ampliar

Las soluciones para la obesidad pasan por la realización de dietas y reconducción de los malos hábitos. Pero hay zonas del cuerpo donde es muy difícil eliminar la grasa localizada si no es por medio de tratamientos quirúrgicos, como por ejemplo es el caso de la liposucción en Madrid.

Cirugías reductoras más solicitadas en Madrid

Cuando se habla de cirugías para perder peso hay que diferenciar entre las que se practican para reducir el tamaño del estómago, con la consecuente menor ingesta de alimentos, de las que se realizan para reducir volumen y remodelar la figura.

Entre estas últimas las más demandadas en el área geográfica de Madrid provincia son las dos siguientes.

Liposucción

Este tipo de cirugía consiste en eliminar tejido adiposo localizado mediante su succión con una cánula en una intervención que, por lo general, no requiere de hospitalización y se hace con anestesia local.

Antes de efectuarse el paciente deberá pasar el preoperatorio adecuado que confirme que su estado de salud permite su realización para que tanto el anestesista como el cirujano den el visto bueno. Durante este tiempo también se informa al interesado de los beneficios que va a obtener de verdad y de los posibles riesgos que corre.

La succión de la grasa se efectúa bien practicando un orificio diminuto en la piel por dónde entra la cánula o bien con tecnología láser. Puede hacerse en cualquier zona del cuerpo dónde se creen los depósitos de grasa, no queda cicatriz visible y el paciente puede retomar su actividad habitual en pocos días.

Abdominoplastia

Este tipo de cirugía reductora suele realizarse para eliminar la acumulación de grasa en la zona del abdomen o bien para eliminar la flacidez resultante de una rápida, e importante, pérdida de peso.

El preoperatorio es un tanto más complejo que en la liposucción, ya que en muchos casos es necesario que el paciente pierda peso antes y de la realización de pruebas torácicas.

Requiere de una hospitalización de al menos una noche, puesto que se utiliza anestesia general y ello, unido a que muchas veces es necesario efectuar una remodelación de la musculatura abdominal y a las técnicas utilizadas puede hacer variar el precio de la abdominoplastia de unos casos a otros.

Durante los 10 o 15 días posteriores es necesario guardar reposo e iniciar la actividad usual poco a poco hasta que la cicatriz esté completamente curada.

En ambos casos los resultados son evidentes y pueden ser permanentes si el paciente sigue las pautas postoperatorias, que además de las más inmediatas abarcan las que son de por vida; y que no son otra cosa que la modificación de la dieta normal por otra más adecuada que indique el especialista y la práctica de ejercicio.