www.madridiario.es

No te quedes en casa

lunes 16 de marzo de 2020, 17:48h
Que nadie deduzca por el titular que voy contra corriente. Que nadie piense que puedo reventar lo que, primero, fue una recomendación, y ya es una disposición legal por mor del Estado de Alarma.

No te quedes en casa, amigo sanitario, porque si tú te quedas, nuestra salud se verá abocada a un serio riesgo. No te quedes en casa, amigo doctor, querida enfermera, admirado celador, encargado de la limpieza en los centros hospitalarios, cocineros en las trincheras blancas, responsables de la lavandería, capellanes de bata blanca, farmacéuticos…

No te quedes en casa, dependiente, reponedora, cajera de esos centros de alimentación, porque sois nuestro sustento, los proveedores de nuestras necesidades alimenticias… hacedores del pan nuestro de cada día.

No te quedes en casa, conductor del Metro, del autobús, del tren, piloto de vuelo, taxista, porque necesitamos que nos mováis de un lugar a otro: al trabajo, al médico, a la compra.

No te quedes en casa, amigo del quiosco, que mantienes las puertas abiertas a la actualidad, para que el confinamiento del personal no impida el derecho a la información, a través del primitivo medio de la prensa escrita.

No te quedes en casa, amigo gasolinero, porque del combustible también vive el hombre que por necesidad tiene que desplazarse.

No te quedes en casa, amigo policía, militar, guardia civil, porque la seguridad es un antivirus eficaz en tiempo de crisis.

No te quedes en casa, amigo camionero, porque la carretera es la autopista más rápida para la distribución de la mercancía de primera necesidad.

No te quedes en casa, admirado y tantas veces vilipendiado, funcionario, porque eres esencial para que la maquinaria administrativa no se paralice.

No te quedes en casa, tú que tienes que mantener abierta la lavandería, porque no siempre los trapos sucios se pueden lavar en casa.

No te quedes en casa, amigo, compañero, periodista, porque la información suele estar fuera, y hay que ir a buscarla, como un modo de prestación social.

No os quedéis ninguno en casa, para que los demás podamos hacerlo, por imperativo legal, y no sentirnos abandonados. Gracias a todos por no quedaros en casa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios