www.madridiario.es

Trabajar para ser pobres y desprotegidos

miércoles 14 de noviembre de 2018, 11:07h

El empleo siempre fue un baluarte firme contra los embates de la pobreza. Sin embargo la crisis ha tenido efectos desastrosos sobre el desempleo y sobre las condiciones de trabajo y los salarios. Hoy, tener un empleo no es garantía suficiente de superar el riesgo de pobreza.

Según un reciente informe de CCOO de Madrid, más del 13 por ciento de las personas que trabajan, se encuentran en situación de pobreza y exclusión social. Es el fenómeno de los trabajadores pobres, que afecta a 377.000 trabajadoras y trabajadores en la Comunidad. 400.000 familias madrileñas viven con menos de 1.000 euros al mes.

La crisis económica ha conseguido que las familias madrileñas hayan visto descender sus ingresos familiares en 4.000 euros por término medio, desde el año 2009. Pero es que, además, los niveles de protección por desempleo, pese al aumento del paro, se han reducido. Dos de cada tres personas desempleadas no cuentan con ayuda alguna.

Incluso cuando tienes el “privilegio” de contar con algún tipo de protección por desempleo, la cuantía media percibida se encuentra en el umbral de la pobreza, con 802 euros de media. Un 22 por ciento menos que en los momentos previos a la crisis, cuando el coste de la vida ha crecido un 13%. Y eso sin tener en cuenta que más del 40% de quienes perciben algún tipo de ayuda, no cuentan con una prestación contributiva, sino con algún tipo de subsidio, o renta activa.

Trabajar no te salva de la pobreza y si pierdes el trabajo la cantidad, e intensidad de la protección que recibes se ha deteriorado notablemente. Incluso cuando no tienes ya nada y quieres acogerte a la última red de protección, la Renta Mínima de Inserción, te topas con un muro burocrático y de trabas administrativas programadas, que hace que de las más de 350.000 personas en situación de pobreza severa, sólo 117.000 perciban esta ayuda mínima que no llega a los 470 euros por familia y mes.

Un tercio de las solicitudes se deniega, otro tercio se archiva y sólo un tercio llega a buen puerto y obtienen una concesión. A lo largo de los últimos tres años las concesiones de renta mínima se han reducido en casi 3.000 al año, lo cual supone una caída de concesiones de casi el 40 por ciento. Y eso que, evidentemente, la pobreza no ha disminuido, sino todo lo contrario.

Ante una situación así, no es extraño que cada vez aumente más el número de familias que sobrevive gracias a la ayuda de la pensión de los mayores, aunque, de nuevo, uno de cada tres pensionistas perciba una pensión inferior a los 1.000 euros.

Además, en este Madrid rico, la comunidad más rica de España, la pobreza va por barrios y por pueblos. También en esto hablar del Norte y el Sur es mucho más que un tópico. La diferencia entre la renta media per cápita del municipio más rico, Pozuelo y el más pobre, Humanes, es de casi 32.700 euros al año. Claro que, si lo que medimos es la renta media de los hogares, entre los barrios más ricos y pobres, no hay manera de comparar los más de 103.000 euros de El Viso, con los poco más de 21.200 de San Diego, en el Distrito de Vallecas.

No, no nos resignamos. Nadie puede aceptar una segregación cuyo origen se encuentra en la disminución de los recursos destinados a la protección social. No podemos dar por bueno que quienes más lo necesitan, no reciban los mínimos necesarios para garantizar su subsistencia. Ni que las desigualdades aumenten hasta convertirse en parte del paisaje de nuestra convivencia.

Un Madrid sin pobreza es condición para vivir en libertad e igualdad. La recesión económica, no es ya disculpa. La crisis no puede enquistarse entre nosotros como forma de vida, con todos sus lastres de precariedad de nuestros empleos y empobrecimiento de nuestras vidas.

Francisco Javier López Martín
Patrono de las Fundaciones Abogados de Atocha y de la Sindical Ateneo 1º de Mayo

Javier López

Patrono de las Fundaciones Abogados de Atocha y de la Sindical Ateneo 1º de Mayo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.