www.madridiario.es
Cuatro curiosidades sobre el tarot que seguramente no sabías
Ampliar
(Foto: BDI)

Cuatro curiosidades sobre el tarot que seguramente no sabías

viernes 13 de abril de 2018, 21:09h

El Tarot ha fascinado a lo largo del tiempo en muchas culturas diferentes. El Tarot es una técnica de adivinación ancestral conocida por muchos, pero no en profundidad.

Casi nadie conoce la esencia de este arte a causa de los prejuicios sociales a los que estamos sometidos, sobre todo cuando existe un método en el que las leyes lógicas que nos han enseñado sobre el ser humano se vienen abajo. En el Tarot se abren otras posibilidades perceptivas en las que el o la tarotista siente sensaciones que van más allá de lo terrenal, es decir, que su conocimiento esta vinculado con lo que hay más allá de nuestros cuerpos, nuestras almas, nuestra verdadera esencial.

Algunos expertos consideran que su inicio es muy remoto, fascinando a numerosas culturas distintas desde el Antiguo Egipto hasta el siglo en el que nos encontramos. Aunque hay varias teorías al respecto, su inicio se remonta a tanto tiempo atrás que es complicado saber cuándo tuvo lugar exactamente. Si bien cabe destacar que la clarividencia ha tomado diferentes formas desde la Antigüedad como los oráculos de la mitología griega y latina, el uso de hierbas y plantas en la edad media, y el don de las mujeres con una intuición más desarrollada que los hombres.

Su recorrido ha sido tan largo, que por el camino ha dejado curiosidades que quedarán en tu memoria. Actualmente, como ya ocurría en el pasado, sigue habiendo personas que poseen un don para ver la realidad de otra manera, así como sentir a las personas de un modo diferente. El fin último de cualquier vidente es poder ayudar a la persona que acude en busca de refuerzo por algún motivo, ya sea económico, sentimental o laboral, por ejemplo. Echar las cartas del Tarot en El Cosmonauta sigue siendo muy demandado en la red para personas que, por el motivo que sea, quieren mejorar algún ámbito de su vida.

Veamos a continuación, algunas de las curiosidades interesantes que existen sobre el arte de la adivinación.

  1. El Tarot que se conoce actualmente es obra del famoso Leonardo Da Vinci

Muchos personajes ilustres han creado sus propias cartas de Tarot con su propio estilo. Leonardo Da Vinci fue el ejemplo más destacado de ello, realizó bocetos de cartas que con el tiempo se han convertido en su propio tarot: el Tarot de Leonardo Da Vinci.

Esto nos lleva al respaldo científico que se relaciona con el Tarot. Resulta que Leonardo hizo unos bocetos para crear sus cartas basándose en la cosmología y el universo. Esto marcó un antes y un después en el mundo de la adivinación, motivando a que otras personas hicieran lo mismo, sobre todo en Inglaterra y Francia donde vieron una gran oportunidad para usar estas cartas como técnica de adivinación a otras personas. Otro ejemplo de personaje ilustre que realizó sus propias cartas fue, después de Da Vinci, las ilustraciones de El Quijote llamado Doré Tarot.

  1. La importancia del comportamiento del cliente y del vidente se mide por igual

Los expertos en el Tarot afirman que para desarrollar este arte se necesita una actitud positiva para que las cartas hagan el efecto deseado. Por ejemplo, si una persona que acude a por ayuda se muestra con escepticismo, negatividad y recelo, esa vibración no favorecerá el entorno llegando incluso a bloquear los resultados del vidente. Para las personas que creen en su poder, le sacan partido al máximo obteniendo resultados sorprendentes.

Obviamente el vidente también tiene su parte, debe de ser sincero, ante todo. Hay muchas personas que poseen este don de la adivinación porque tienen una percepción más elevada al resto y han sabido cómo cultivarla y educarla al respecto. La actitud del vidente también es importante, ya que debe de deshacerse de todo tipo de prejuicio y desechar pensamientos negativos para que no influyan en la relación entre el cliente, las cartas y él o ella.

  1. Existen diferentes especializaciones de los tarotistas dependiendo de sus aptitudes

Al igual que cualquier otra ciencia que posee una serie de ramas o especializaciones dentro de ella, en el arte de la adivinación ocurre exactamente lo mismo. Todos los videntes no son iguales, algunos son mucho más eficientes en ciertos aspectos que en otros. Por ejemplo, hay algunos que perciben con más claridad temas sentimentales, u otros son expertos en los elementos. Estos elementos están representados en la carta del Mundo con las formas de León, Ave Fénix, Ángel y Toro. Los cuatro hacen referencia a la solución de problemáticas habituales para los seres humanos, ya que se consideran figuras ancestrales superiores a nosotros.

  1. La energía que se genera entre ambas partes es clave en el proceso

En el momento en el que el cliente lanza una pregunta, el o la tarotista tiene que elegir una tirada dependiendo de dicha cuestión, complementandose ambos mediante un juego binario. Tanto el vidente como el cliente son relevantes, así como el vínculo que se crea entre ellos. De ahí que la energía de predisposición y positividad es fundamental para que el proceso se genere con éxito.