www.madridiario.es
Foto de archivo
Ampliar
Foto de archivo (Foto: Juan Luis Jaén)

Despídete de los problemas de visión

Por MDO
viernes 02 de marzo de 2018, 19:57h

La miopía es un problema bastante común que afecta a bastante cantidad de la población, aparece cuando hay una refracción que hace que empecemos a ver borrosos algunos objetos al ser formada la imagen por delante de la retina, puede darse por dos motivos: Porque el ojo es más largo que de costumbre o porque ya sea la córnea, el cristalino o los dos, son muy potentes.

Normalmente sus síntomas se desarrollan durante la infancia, aumentando con la edad y necesitando gafas con cambios de graduación. Lo más normal es que a partir de los 18 años no crezca más y se estabilice.

Entre sus síntomas encontramos:

  • A partir de cierta distancia vemos los objetos borrosos
  • Se nos cansa la vista
  • Tenemos dolores de cabeza
  • Necesitamos acercarnos para ver los objetos
  • Necesitamos entornar los ojos para ver mejor los objetos lejanos

Si quieres operarte de miopía, ésta puede ser corregida quirúrgicamente, una de las técnicas más efectivas es el Lasik. Aunque dependiendo de nuestras particularidades puede ser que necesitemos otro tipo de intervención.

En esta operación hecha por medio de un láser se remodelará la córnea del ojo, dándole la forma de una lente, de este modo se mejorará la capacidad para reflejar la luz en la retina.

Como resultado nos encontraremos con una visión nueva y clara sin la necesidad de tener que volver a usar gafas o lentillas.

Pero claro, si queremos optar por esta alternativa quirúrgica y operarnos, antes debemos de reunir una serie de requisitos:

  • Debemos ser mayores de 18 años
  • Hemos de tener miopía, hipermetropía o astigmatismo sin superar las 8 dioptrías
  • Nuestra graduación no debe de haber subido en los años anteriores
  • Las características de nuestra córnea deben de ser las adecuadas para poder llevar a cabo una operación sin riesgo.
  • Nuestro estado de salud ha de ser bueno, algo que define este tipo de operación es que aquellas personas que no lo tengan o sufran algún tipo de problema como pueden ser: artritis, diabetes, cataratas, glaucoma, lupus o infección del herpes ocular no serán válidos para someterse a la operación.

Antes de hacer una operación por medio de Lasik, se realiza un estudio que servirá para garantizar este procedimiento.

Esta operación es muy sencilla y en unos 15 minutos habrá terminado pudiendo salir directamente sin gafas, aún se presentará visión borrosa, pero es hasta que tus ojos vuelvan a hacerse al cambio, en una semana, si se cumplen todas las recomendaciones del médico, se podrá recuperar por completo la vista.

Gracias a su facilidad, tendremos grandes ventajas una vez acabe la operación:

  • Corregiremos toda nuestra visión mediante la intervención
  • El postoperatorio es sencillo y permite recuperarse rápidamente
  • Disfrutarás de todo lo que solías hacer sin la necesidad de llevar gafas o lentes de contacto.

También se pueden dar unos pequeños riesgos, que son:

  • Sequedad ocular, fácilmente prevenible mediante un pequeño tratamiento.
  • Irritación y molestias.
  • En pocas ocasiones se ha dado que quede una mínima cantidad de miopía, esto se puede solucionar fácilmente con un pequeño retoque con el láser.
En muy pocos casos se ha dado una infección/ inflamación, se debe tratar rápidamente.