www.madridiario.es

Subastas: conoce más sobre ellas y atrévete a participar

Últimamente uno de los temas que más llegan a nuestros oídos son los relacionados con las subastas, ya que es una forma de venta que viene cogiendo fuerza desde hace muchos años y que cada vez más gente utiliza a la hora de poder conseguir auténticas obras de arte. Las más comunes y/o famosas son las relacionadas con la Subasta de Cuadros y con la Subasta de Antigüedades.

Una de las empresas líderes en Madrid y pionera en esta clase de servicios es Goya Subastas, donde ayudan a su público a conseguir piezas valiosas y realmente bellas las cuales a cualquier amante del arte les gustaría tener en su vitrina. Desde su apertura en 2005, Juan Pablo Casas y Mariano Blasco hicieron crecer su empresa hasta el punto en el que se encuentra hoy en día gracias a su gran experiencia y dedicación en este ámbito, especializados en pinturas, muebles y antigüedades, sus subastas son un éxito tanto en la población local como en ventas.

Si eres coleccionista o simplemente un comprador al que le encanta el arte puedes mirar su catálogo para intentar adquirir una de estas piezas, el no poder asistir a la subasta ya no es una excusa, ya que ¡También puedes pujar por teléfono!

Además, si tienes en tu poder alguna pieza de arte cogiendo polvo en el trastero, disponen de un equipo experimentado de profesionales donde pueden tasar y valorar tu reliquia y, quien sabe, quizá esté valorada en más de lo que te imaginas, por lo que no pierdes nada por probar.

Las subastas son la venta de un producto el cual está basado en la competencia directa, y por normal general es pública, aquel postor que de la puja más alta es quien se llevará el artículo subastado y podrá exhibirlo en su casa. Hay varios tipos de subastas, entre las que se encuentran: subasta en sobre cerrado, dinámica, a la baja, por céntimos, subasta Round Robin, subasta de presupuestos o subasta silenciosa entre otras. Cada una de ellas hechas de distinta forma, sólo tienes que encontrar la que más te convenga y se ajuste a ti y a tus necesidades.

Estas son un negocio que lleva existiendo bastante tiempo (incluso los antiguos romanos ya la ejercían llevando a subasta a sus esclavos) entre nosotros, y realmente pueden aparecer verdaderas obras de arte en las subastas de todo el mundo por las que se llega a pagar una verdadera fortuna por una sola de estas piezas, un ejemplo de ello es que no hace mucho, el 11 de mayo del año 2015 en Nueva York se llegaron a pagar 124 millones de euros por "El Hombre que Apunta", una escultura hecha por Alberto Giacometti de bronce de 1,77 metros de altura, aunque no es lo más caro que se ha llegado a pagar por tener una verdadera reliquia entre tus manos. Aunque no todas son tan caras, también puedes pujar por muebles u otro tipo de antigüedades por un precio más asequible.