www.madridiario.es

Tiritas en lugar de cirugía

lunes 04 de septiembre de 2017, 12:38h

Tras los recientes atentados, Cristina Cifuentes anuncia a bombo y platillo, tal como suele hacer, la convocatoria de un curso para formar a Policías Locales de la región frente a atentados terroristas “indiscriminados”. Se agradece –siempre es mejor el algo que la nada en que llevan sumidas las Policías Locales de la Comunidad de Madrid desde el primer día de la legislatura– pero esto no es más que una tirita para una grave lesión interna.

La Comunidad de Madrid tiene competencias de formación y coordinación de sus Policías Locales. Sin embargo, Cifuentes comenzó la legislatura adhiriendo la Dirección General de Seguridad a la Dirección General de Justicia, lo que supuso su eliminación en la práctica, ya que la responsable consideraba directamente que su única competencia era enviar a los nuevos ingresos de las Policías Locales a la Escuela Nacional de Policía de Ávila y para eso, efectivamente, no hacía falta una dirección.

A Ávila, ¿por qué?, porque la Comunidad de Madrid es la única autonomía que no tiene Academia Regional de Policías Locales, tal y como dictan diversas leyes que en 2013 Ignacio González decidió ignorar –cerrando la que se había constituido como la mejor academia del Estado, con gran prestigio internacional–. Además, ésta contaba con buenas instalaciones, entre las que existía una galería de tiro, que usaban habitualmente los municipios que llevan desde entonces sin hacer prácticas, o un “chalet” especial para efectuar prácticas operativas. Instalaciones en las que se había invertido gran cantidad de dinero de los bolsillos de la ciudadanía madrileña que han quedado a uso del Estado sin que la Comunidad de Madrid obtuviera nada a cambio y sin un “por qué” que, tal vez, terminemos encontrando en el sumario de la Operación Lezo.

Desde entonces, la Comunidad de Madrid, a excepción de unos cursos online para unos pocos, no ha ejercido su competencia sobre formación continua y reciclaje para los más de 12.000 policías de la región. Nada de terrorismo, pero tampoco nada de integración de la diversidad, tan básica para la prevención, o de violencia machista, nueva legislación, tipologías de delitos y nuevas tecnologías… La reapertura de esta academia se ha reclamado desde todos los ámbitos policiales y desde la Asamblea de Madrid –que aprobó una propuesta de Podemos y PSOE y que seguimos reclamando a cada oportunidad– la última en los presupuestos aprobados este mayo, en la que desde Podemos presentamos una enmienda dotada con dos millones de euros para esta recuperación a la que se opusieron tanto PP como su socio C’S.

Ahora, tras dos años de legislatura Cifuentes da pasos atrás y tras separar de nuevo la dirección y colocar un nuevo responsable, comienza a parchear el grave agujero que tiene con la formación, pero quedará en eso, parches, si no se constituye un centro propio en el que jefaturas, consejo académico, expertos y expertas en diferentes materias tengan la oportunidad de intercambiar y debatir conocimiento y perspectivas.

Pero este asunto de la Academia solo es el más sangrante ante el anuncio de Cifuentes, porque la otra competencia, la de coordinación también está abandonada. El órgano a través del cual se ejerce fundamentalmente esta competencia respecto a las Policías Locales es la Comisión Regional de Coordinación que no ha sido convocada en toda la legislatura, a pesar de que tiene que reunirse como mínimo cada seis meses.

A través de éste órgano se podría haber enterado Cifuentes de la acuciante necesidad de las Policías Locales de nuestra Comunidad, de que se recupere el ejercicio de esta competencia, y se podría haber trabajado en la necesidad de consensuar protocolos, implantar bases de datos conjuntas, establecer información bidireccional o el análisis, imprescindible para la coordinación entre municipios y con las otras fuerzas y cuerpos de seguridad, que se puede extraer a través de la presencia de la Comunidad de Madrid en las Juntas Locales de Seguridad, entre otras líneas de trabajo.

El Partido Popular de la Comunidad de Madrid tiene una nueva oportunidad de empezar a hacer las cosas bien, si quiere, y dejar de bloquear, junto a su socio, cualquier indicio de cambio o mejora, incluyendo una mayor vinculación de la Comisión de Coordinación o empezar a paliar el desequilibrio entre los municipios por la falta de planificación territorial en la implantación de las BESCAM y el grave problema que puede causar la finalización simultánea de estos convenios, a través de la nueva Ley de Coordinación que en este momento se está trabajando en ponencia.

En este sentido, Cifuentes también podrá ejercer, si quiere, su papel de presidenta del Gobierno Regional y exigir a su compañera de Gobierno y partido, Dancausa, que cese su absurdo bloqueo sobre la prestación de servicios policiales entre municipios de nuestra Comunidad, o su afán de boicot sobre la ciudad de Madrid. O a Montoro que deje de asfixiar a los municipios y levante la imposición sobre las tasas de reposición ya que cada vez es más difícil afrontar un buen trabajo.

Se debería tener en cuenta que las Policías Locales son las más próximas a la ciudadanía por lo que su papel en la seguridad es fundamental en muchos municipios en nuestra Comunidad, ya que son las únicas fuerzas de seguridad existentes, o lo que es lo mismo, según palabras de la propia Dancausa, “la colaboración de todos los actores implicados en la planificación de la seguridad pública es esencial para la obtención de buenos resultados en esta materia”.

Buenas palabras que se lleva el viento mientras se siga tratando a las Policías Locales como de tercera categoría, parches que sirven de poco, cuando la maquinaria lleva años parada, tiritas cuando hace falta una operación quirúrgica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.