www.madridiario.es

PREMIO INICIATIVA POLÍTICA REGIONAL

Antonio Beteta, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid
Ampliar
Antonio Beteta, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid (Foto: MDO)

Antonio Beteta: "Soy un enamorado de la política"

Por MDO
El Jurado de los 'Premios Madrid', convocados por Madridiario.es, ha otorgado a Antonio Beteta, portavoz del PP en el Parlamento autonómico, el premio de 'Iniciativa Política Regional' por su defensa de las iniciativas del Gobierno regional en la Asamblea de Madrid. Una labor a la que ahora se le ha sumado la responsabilidad de elaborar el programa electoral marco que presentará el PP a las elecciones del 27 de mayo de 2007. Todo un reto que irá enfocado a que la sociedad madrileña siga siendo el motor económico de España. En este sentido, Beteta está convencido de que el Partido Popular va a "ganar las elecciones" en la Comunidad de Madrid. El secreto de esta seguridad es la personalidad de Esperanza Aguirre que, en su opinión, "es la garantía del éxito".

Uno de los motivos por los que el Jurado de los 'Premios Madrid' le ha otorgado el galardón es por tratarse de una de las personas más combativas en la Asamblea de Madrid. ¿Se reconoce usted mismo en este papel?

Sin duda sí. Yo soy un enamorado de la política. Yo creo que la política es pasión. Es tener una idea de España, una idea de tu región, una idea de cómo mejorar la calidad de vida de tus vecinos y eso hace que siempre tengas iniciativas ante una sociedad cambiante, como es la española y la madrileña. A lo largo de todos los años que el Partido Popular ha confiado en mí para ocupar un puesto de responsabilidad política he procurado dar lo mejor de mí mismo recogiendo las inquietudes de la gente y, con todo ello, presentando iniciativas positivas, que yo creo que han contribuido a que Madrid sea mejor.

¿Cuántos años lleva como diputado?

Bueno, yo empecé en el año 1983, con lo cual serían 23 años, pero como estuve tres años fuera del Parlamento en el Ministerio de Hacienda entonces han sido 20 años de diputado. Pero en política son 23 años. Por tanto, mi trayectoria política, excepto los tres años que estuve en Hacienda, ha estado ligada a la Comunidad de Madrid. Doce años en la oposición, cinco años como consejero de Hacienda y ahora llevo tres años como portavoz del grupo popular.

¿Cuál ha sido el puesto más gratificante para usted?

Los cargos te permiten ver la realidad desde unos ángulos diferentes. No los hay ni mejores ni peores. Cuando uno está en la oposición lo que intenta es, ante lo que ve que es un mal Gobierno, poner todos los medios precisos para que tus ideas pasen a ser realidades. Para ello se necesita un cambio en las elecciones, para que tus ideas se conviertan en normas. Una vez que ya el Partido Popular ocupó las responsabilidades de Gobierno he tenido trabajo tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo. Cuando estás en el Legislativo, como es el caso de ahora, tienes la oportunidad de poder hablar y contactar mucho con los grupos municipales, con ciudadanos, con instituciones y asociaciones y ello te permite conocer cuáles son las necesidades y prioridades de la gente. Cuando estás en el Gobierno tu trabajo fundamental es cumplir tu programa electoral. Por tanto, todos los aspectos son gratificantes.

¿Pero este trabajo es, ante todo, vocacional, no?

Este trabajo es absolutamente vocacional. Para mí era el sueño de niño porque ya soñaba con estar en política. Por eso, enfoqué mi formación profesional en la vía del Derecho y de la Economía para tener una capacidad, unos conocimientos básicos y poder prestar mejores servicios. Es puramente vocacional porque es muy duro ya que requiere muchísimas horas. Además, recibes muchas críticas. Por ejemplo, las críticas que una persona normal puede tener en su trabajo profesional no salen de ese ambiente, pero las críticas que recibes como político salen en el periódico, lo ve tu padre, tu madre, tus hijos, tus amigos... Además, todo el mundo entiende de política. Con lo cual, cuando terminas de trabajar sigues trabajando en política porque el resto de tus amigos quieren seguir hablando de política. Pero es lo que es. Hay a quien le gusta, como es mi caso, y es evidente que si no fuera así no hubiera estado tantos años desempeñando estos puestos.

¿Nunca ha sentido el deseo de tirar la toalla?

Quizás, unas doscientas veces al año. La verdad es que muchas veces no consigues que tus ideas se plasmen en la realidad o que los ciudadanos comprendan lo que tú les intentas transmitir. Entonces eso crea una cierta desesperación, te cuestionas tu propia capacidad de comunicación con la sociedad y piensas que a lo mejor estarías siendo más útil desde un despacho profesional resolviendo casos en los tribunales de justicia. Pero, al final, te sobrepones. El truco es no alegrarte mucho de tus éxitos y así no te apenas mucho de tus fracasos. Si consigues controlar la euforia cuando las cosas salen bien, también consigues controlar la tristeza cuando las cosas salen mal.

En su opinión, ¿cómo definiría la política actual en la Comunidad de Madrid?

Bueno, la Comunidad de Madrid goza de una excelente situación política. Hay una mayoría del Partido Popular asentada que está cumpliendo su programa electoral gracias a un liderazgo extraordinario de Esperanza Aguirre. El objetivo es que la prosperidad llegue a todos y cada uno de los rincones de la región y a todos y cada uno de los ciudadanos y, en especial, a los más desfavorecidos.

¿Qué diferencias destacaría, a la hora de gobernar en la Comunidad de Madrid, entre Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre?

La línea política es del todo semejante. Sin embargo, personalmente son dos grandes líderes que tienen puntos distintos. Yo creo que Ruiz-Gallardón fue atrevido en sus planteamientos. Hizo unos planteamientos ambiciosos para Madrid y consiguió que Madrid saliera de la parálisis que la tenía sumida el Gobierno socialista. Consiguió despegar Madrid. Por su parte, Esperanza Aguirre ha multiplicado el éxito de Ruiz-Gallardón consiguiendo que Madrid esté a la cabeza de todas las Comunidades Autónomas. Hay que recordar que Madrid, como decía el clásico, era un poblachón manchego lleno de subsecretarios y ahora es la región que tiene mayor crecimiento fructífero. Esa evolución es fruto de una labor importantísima de Alberto Ruiz-Gallardón y una excelente labor de Aguirre, que ha multiplicado esos efectos y ha conseguido que los sectores productivos en Madrid hoy sean los líderes. Además, hay que añadir el punto de cercanía a todos los ciudadanos y la atención a los más necesitados. Si uno mira los presupuestos ve que los incrementos más importantes han sido en la atención social. Por tanto, uno tuvo un sueño y Esperanza Aguirre ha hecho una gran realidad de ese sueño, mejorándolo.

¿Cómo ve a la oposición?

Yo creo que la oposición no se ha resignado a perder las elecciones. Sigue encasillada en el rencor y eso les hace que no hayan planteado propuestas positivas que ilusionen a Madrid. Están siempre dándole vueltas a lo mismo, a pesar de que los tribunales de justicia les han dicho reiteradamente que son unos mentirosos y que lo que dicen es falso. Dentro de poco se cumplirán tres años de las elecciones autonómicas y volverán, sin duda, a hablar de Tamayo y Sáez, y volverán con sus viejos fantasmas, a pesar de que los tribunales clarificaron todo. Pero bueno, esa es la responsabilidad del Partido Socialista, aunque yo lo siento por los madrileños porque creo que una buena oposición es útil al Gobierno, porque si un Gobierno ve que hay una oposición fuerte, con iniciativa, le hace todavía ser mejor. En este caso, la oposición del Partido Socialista está tan alejada de la realidad ciudadana que el PP no sólo tiene la ocasión de cumplir su programa electoral, sino mucho más porque no ve que tenga que atender especialmente a las cuestiones que plantea la oposición, porque es una oposición alejada del curso de los ciudadanos.

Los máximos órganos del PP en Madrid han acordado nombrarle responsable de la elaboración del programa electoral marco que presentará esta formación a las elecciones del 27 de mayo de 2007. ¿Qué puede adelantar al respecto?

Que lo enfocamos dentro de una profundización de las labores que estamos desarrollando en esta legislatura. Lo fundamental es atender la calidad del servicio público que se presta al ciudadano. Hay que ver qué sectores de la población están cambiando. Y están cambiando muchos sectores. La masiva incorporación de la mujer al trabajo hace que sea necesario incrementar muchas medidas que a lo mejor hace dos, tres o cuatro años no eran necesarias pero que hoy en día lo son. El tema de la inmigración es otro aspecto sustancial que afecta a fenómenos que no estaban previstos, lógicamente, como que hay muchos más niños que antes porque los inmigrantes, en muchos casos, vienen con niños. Por tanto, hay una demanda adicional en lo que es la demanda sanitaria porque son personas que, en principio, no se contaron cuando se hicieron las estadísticas y la evolución de la población y se diseñaron los servicios públicos. A eso se responde con ocho nuevos hospitales, con 50 centros de salud, con decenas de colegios... unas infraestructuras que están a punto de terminarse.

¿Pero cuál es su reto principal?

Habrá que ver con el rodaje de las infraestructuras en qué zonas de la región hay que seguir actuando, porque seguro que las hay. Y estamos ya trabajando en ello para que esa calidad de los servicios esenciales de sanidad y educación sea óptima. No la mejor de España, que ya lo es, sino que esté en los estándares más altos de Europa. Yo creo que ese es el reto que tenemos, que la sociedad de Madrid siga siendo el motor económico de España, siga siendo el motor de creación de empleo, en especial de mujeres y jóvenes, y que con todo ese recorrido financiero y social se pueda contribuir a la mejora de los servicios públicos atendiendo a la calidad, la cercanía, la reducción en los tiempos de espera... sin olvidar los temas medioambientales y de vivienda. Habrá que seguir trabajando en los problemas de la sociedad madrileña. Son muchos los aspectos que iremos concretando a lo largo de los próximos meses. Además, a través de los medios informáticos solicitaremos a todos los madrileños que nos densus opiniones. Iremos a todos los colectivos porque queremos que sea un programa participativo, ya que éste es un Gobierno amigo. Queremos gobernar con todos.

¿Se arriesgaría a confirmar que el Partido Popular va a ganar las elecciones?

Yo creo que vamos a ganar las elecciones. Tengo la seguridad personal. Yo creo que el ciudadano no te vota por lo que has hecho, porque tu obligación es hacerlo, que para eso te votó. Pero por lo que te va a votar es porque se preguntará quién afrontará mejor los problemas que habrá en 2007, fecha en la que se celebrarán las elecciones. Es un reto muy importante y yo creo que la personalidad de Esperanza Aguirre es la garantía del éxito. La cercanía ante el ciudadano y el olfato político enorme que tiene le hace estar a la vanguardia en la solución de los problemas. Y ese es un activo básico para que el PP gane las elecciones. Pero, cuidado, no nos confiamos en absoluto. El PP trabajará pueblo a pueblo, rincón a rincón, problema a problema, sector a sector. Nuestro objetivo es tener la mayoría suficiente para gobernar y así lo expresamos el otro día en la reunión del Comité Ejecutivo Regional. Pensando en que hemos cumplido nuestro programa electoral y hemos mejorado la sociedad madrileña, pero pensando que todavía queda mucho por hacer. Y que tenemos que acertar en definir los problemas de la sociedad y acertar en proponer a la sociedad aquellas soluciones para cubrir los problemas.

Si finalmente el PP gana las elecciones, ¿usted continuará ligado a la Comunidad de Madrid?

Yo, como de costumbre, estoy a disposición del partido. Estaré donde me diga el partido. Si estima conveniente que siga ligado a la institución autonómica, lo haré encantado. Me gustaría, porque trabajar en la Comunidad de Madrid es mi pasión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios