www.madridiario.es
Desmantelado en Móstoles un importante punto de venta de droga
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Desmantelado en Móstoles un importante punto de venta de droga

Por MDO/E.P.
lunes 19 de diciembre de 2016, 18:45h
Cuatro personas han sido detenidas en Móstoles tras el desmantelamiento de un impotante punto de venta de droga que la Policía Nacional llevaba investigando desde el pasado mes de septiembre.

La Policía Nacional de Móstoles ha desmantelado un punto negro de venta de drogas en la localidad, en cuya operación han deteniendo a cuatro personas que ya han sido puestas a disposición judicial.

En el interior del domicilio registrado, los policías encontraron estupefacientes listos para la venta: 80 gramos de hachís, 71 papelinas de cocaína, con una dosis de 0,5 gr. cada una, según han informado fuentes policiales. Además, los agentes incautaron una bolsa de plástico con unos 15 gramos de cocaína pendiente de "cortar" en dosis, 900 euros, una báscula de precisión y 16 teléfonos móviles que utilizaban para contactar con los consumidores.

El operativo comenzó el pasado mes de septiembre cuando los Policías del Grupo de Estupefacientes de la localidad iniciaron las primeras vigilancias y seguimientos de drogadictos que acuden a la zona de Parque Vosa, donde detectaron actividades de menudeo de droga, Algo que confirmaba las reiteradas quejas de los vecinos de la zona.

"Las sospechas recaen en varias personas de origen marroquí que aparentemente llevaban una vida normal; sin embargo, eran los que abastecían a los drogadictos", han explicado las mismas fuentes. Algunos de ellos contaban con antecedentes por la misma actividad delictiva, y poseían "gran experiencia y pericia que mostraban para realizar los pases de la droga a los consumidores".

Adoptaban medidas de seguridad en sus desplazamientos para eludir la vigilancia policial y efectuaban con rapidez las transacciones de las papelinas de cocaína, o el hachís, por el dinero que costaba; y lo hacían en zonas de poco tránsito y difícil acceso en vehículos.

De la entrega a los consumidores se encargaban varias personas que, a través de llamadas telefónicas, SMS o WhatsApp, contactaban con los "clientes" para recibir el pedido y fijar el precio. "Con esta organización y distribución de tareas entre los miembros del grupo, los drogadictos que adquirían la droga no llegaban a ver a la persona que se encarga de traerla a Móstoles y "cortarla" para preparar las dosis.", han concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios