www.madridiario.es
    26 de junio de 2019

Unir

Hay muchos buenos actores, bastantes extraordinarios actores, sí. Y luego está la especialísima y escasísima categoría de los actorazos, los 'monstruos' de la escena que han marcado época y con los que han disfrutado varias generaciones. Ellos, estos elegidos, son los sumos sacerdotes del arte de Talía pero, incluso, tienen por encima a algún que otro pontífice. Es el caso de Manuel Galiana. Al que este jueves se le rinde un homenaje en la madrileña sala Arapiles 16 tras la representación de Galiana y Marta Belaustegui de la magnífica obra 'Nolstalgia del agua', de otro grande como dramaturgo, Ernesto Caballero. Con ella este nuevo teatro UNIR comienza la temporada.
  • 1