www.madridiario.es
    1 de diciembre de 2021

nigeriano

El Gobierno asegura que el ciudadano nigeriano que el pasado 18 de octubre murió en la Terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, tras reventarse en su interior 28 cápsulas de cocaína, estuvo siempre bajo vigilancia por parte del personal sanitario por si tenía ébola, para lo cual disponía de "todos los protocolos" de actuación.

Tras hallar este martes el cadáver de un hombre de 44 años en un domicilio de la localidad de Parla, agentes policiales se encuentran investigando un posible caso de homicidio. El cuerpo presentaba diversos cortes.
  • 1