www.madridiario.es
    24 de enero de 2022

Fernando Díaz de Mendoza

El 12 de diciembre de 1913 se estrenaba en el teatro de la Princesa un nuevo drama de Benavente: ‘La Malquerida’. María Guerrero encarnó a la matriarca Raimunda y María Fernanda Ladrón de Guevara, que tenía 15 años, dio vida a la joven Acacia, la malquerida. Fernando Díaz de Mendoza, esposo de la Guerrero, encarnó a Esteban. El triunfo fue apoteósico y la obra entró en el repertorio de las grandes actrices durante todo el siglo XX. Lola Membrives se apoderó del papel durante más de veinte años. Todavía la interpretó en 1961, cuando la actriz tenía ya 73 años. Acacia debía parecer más su nieta que su hija…
  • 1