www.madridiario.es
    17 de octubre de 2019

Chemosphere

Los resultados de este trabajo concluyen que las sustancias químicas presentes en las aguas madrileñas no podrían generar actividad endocrina, es decir, provocar cambios hormonales en los consumidores. Esta investigación ha sido realizada por el grupo de Toxicología Ambiental y Evaluación de Riesgos de la URJC (TayeR), en colaboración con el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA).

  • 1