www.madridiario.es
    7 de diciembre de 2019

canes

Leia es la mejor amiga de David Macías, un estudiante universitario de Terapia Ocupacional que sufre diabetes desde los nueve años. Se trata de un perro de alerta médica de la Fundación Canem, entrenado y preparado para detectar la hormona de la diabetes. Con un fuerte ladrido le avisa de que algo no va bien, lo que ayuda al joven a tomar las medidas oportunas para no sufrir mareos o crisis. David reconoce que el animal se ha convertido en su seguro de vida las 24 horas del día.

Son los mejores amigos y, en ocasiones, se convirten en un seguro de vida. Así lo sienten las personas que viven, los 365 días del año, acompañadas de los perros de alerta médica. Estos canes son entrenados para detectar subidas o bajadas de azúcar de aquellas personas que sufren diabetes. Una joven zaragozana nos cuenta su historia y acompañamos a un estudiante universitario para ver cómo actúa su compañero canino cuando olfatea la hormona que indica que puede sufrir una crisis.
  • 1