www.madridiario.es

Diario de una pesadilla (28)

lunes 20 de abril de 2020, 13:15h

El nobel francés Luc Montagnier y premio Príncipe de Asturias, señala , como ya lo hizo Trump, a un laboratorio de Wuhan como origen del coronavirus. El biólogo francés que precisamente participó en el descubrimiento del virus del sida, ve la mano humana en el Covid-19. Según este científico se trató de una fuga accidental mientras investigaban una vacuna contra el sida. Al parecer, el patógeno que ha provocado esta crisis sanitaria mundial, contiene algunas secuencias idénticas a las del VIH. Lo del pangolín o el murciélago, lo considera una leyenda lejos de la verdad. Algunos de sus colegas científicos se le han echado encima por estas afirmaciones. Pero que el origen del virus podría obedecer a una manipulación humana, cada día suena con más fuerza.

Por otro lado, leo y escucho que el fármaco “Remdesivir” está resultando muy eficaz en pacientes graves de Covid-19. En un estudio realizado en hospitales de Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón, el 68 por ciento de los 53 pacientes tratados han mejorado notablemente. Otro estudio con el mismo fármaco en el hospital de la Universidad de Chicago, con 125 pacientes, parece que también ha resultado eficaz. Por lo tanto, se está convirtiendo el “Remdesivir” como el fármaco más prometedor de los que se están probando hasta el momento. Este medicamento, desarrollado como tratamiento contra el ébola, inactiva una enzima que necesita el covid para multiplicarse.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud realiza distintos estudios en más de setenta países con otros medicamentos como la cloroquina, la hidroxicloroquina y la combinación de los antivirales lopinavir y ritonavir. Estamos a la espera de los resultados pero, como vemos, la comunidad científica no para de buscar un remedio. He hablado con algunos de los españoles y se que están trabajando sin descanso.

Y mientras llega la solución definitiva, comenzamos la operación “desescalada”. Ahora los niños tienen ya un día, el 27 de abril. La controversia está en cómo sacarles. Habría que decir a los más pequeños que salir de casa una hora no va a ser cómo lo hacían antes. Tendrán que ir seguramente de la mano de su madre, padre o tutor y no podrán juntarse con otros niños. O les preparamos psicológicamente o va a ser peor el remedio que la enfermedad. En fin, va a ser complicado volver a salir de casa y complicado cómo relacionarnos de nuevo.

Y a todo esto, la primavera sigue su curso y las flores de mi ventana están explotando y llenando de color rosa y rojo mi balcón. Es una de las pocas alegrías que nos está dando “el milagro de la primavera”, que decía el poeta. Me da alegría ver a mis vecinos que siguen cuidando sus plantas con el mismo mimo que lo hacían siempre. Y esa red de buena gente que nos hace más fácil la vida. Agradecida a todos los que están cuidando de nuestra salud y nuestro abastecimiento de alimentos. Bravo por ellos. ¡Coraje! ¡Que ya queda menos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios