www.madridiario.es

Cómo elegir la reunificación de deudas

viernes 22 de mayo de 2020, 12:34h

Qué es la reunificación de deudas y donde contratarla

Cómo elegir la reunificación de deudas

La reunificación de deudas se convierte en una operación financiera que puede resultar muy interesante en situaciones en las que nuestra capacidad de financiación parece superarnos.

No es una operación difícil de entender. Básicamente consiste en agrupar las deudas financieras en un único préstamo que va a unificar los anteriores. La mayor ventaja que obtenemos al proceder de esta manera es que la unificación de pagos e intereses deriva habitualmente en un coste menor en la cuota mensual.

Además, a lo anterior hay que sumar la facilidad que supone unificar en una única cuota varios préstamos. Todo resulta más sencillo, ya que se trata de un único pago que hace que no estemos pendientes de diferentes vencimientos y pagos.

Elegir la reunificación de deudas

A la hora de elegir la reunificación de deudas, como ocurre con cualquier producto financiero, debemos fijarnos mucho en la compañía que nos ofrece este servicio.

Conviene elegir propuestas que tengan un bagaje sólido, que resulten competitivas en lo que a gastos e intereses se refiere, y que aporten flexibilidad a la hora de la reunificación de deuda. Un buen ejemplo de una buena propuesta para reunificar deudas es el que nos propone Suitaprest.

Se trata de una compañía que lleva más de una década proporcionando soluciones de financiación en el ámbito de los mercados europeos. Se trata por tanto de especialistas en este segmento que son capaces de responder a diferentes necesidades de financiación, ya que, junto a la reunificación de deuda, encontramos otras opciones como préstamos hipotecarios, cancelación de embargos, entre otros.

Cómo se contrata la reunificación de deudas

Si hemos elegido Suitaprest para la reunificación de deudas, veremos que con esta propuesta el proceso de contratación es realmente sencillo. Puede realizarse a través de Internet de manera directa desde la propia plataforma web de la compañía donde, además, podemos realizar previamente una simulación de reunificación de deuda, con lo cual podemos calcular el ahorro de la cuota respecto al conjunto de cuotas que pagamos en la actualidad.

El requisito clave para poder optar a la reunificación de deuda es común a este tipo de productos: poseer un inmueble en propiedad que no tenga hipoteca pendiente o que presente pocas cargas. Este inmueble es el que va a venir a funcionar como garantía, eliminando la presencia del aval personal. Por tanto, se trata de un nivel de exigencia ajustado que pretende poder alcanzar al máximo de usuarios posible.

El proceso continuará con la toma de contacto de la compañía con el solicitante y la realización de un estudio gratuito del caso. Tras la confirmación de la propuesta, en unos pocos días se escenifica la firma del préstamo ante notario y ese mismo día se recibe la liquidez solicitada. Es la propia compañía la que se encarga de los trámites y papeleos de manera transparente, facilitando a la vez el proceso al usuario y librándole de engorrosos papeleos.

La reunificación de deudas puede ser una buena herramienta de financiación que agrupe nuestros préstamos en una única cuota, con el consiguiente ahorro que puede suponer.