www.madridiario.es

¿Qué es la fisioterapia y cómo tratarse con ella?

martes 18 de junio de 2019, 09:24h
Implementada desde hace siglos para el tratamiento de dolencias y lesiones, tanto en los huesos como musculares, la fisioterapia es una disciplina que, además, ayuda a mejorar la calidad de vida.

Muchas veces, frente a ciertas dolencias o patologías, y sin haber podido encontrar la solución en otras ramas de la medicina, algunas personas acuden a la fisioterapia. Ésta resulta ser muy efectiva, no sólo para el alivio de los dolores musculares, sino para la rehabilitación de huesos dañados y la prevención de futuras afecciones.

Los problemas en los huesos son muy comunes, y es por ello que es necesario tratarlos a tiempo, ya que en algunos casos pueden devenir en la pérdida de la movilidad y demás funciones físicas. Por su visión humanista y la metodología de trabajo con el paciente, la fisioterapia es una de las mejores opciones en casos como éstos, que ejercida de la manera correcta, puede mejorar considerablemente la vida de las personas.

Fisiofine es una clínica de fisioterapia Guadalajara, con profesionales preparados y una amplia experiencia en el área, en la que se dedican al tratamiento y prevención de lesiones con la implementación de técnicas propias de la fisioterapia y fisioterapia deportiva, entre otras disciplinas que ayudan al paciente a recuperarse y preservar su salud tanto física como mental.

¿Qué es la fisioterapia y qué tipos hay?

La fisioterapia se practicaba ya en el 400 a.C., antes de que siquiera tuviera nombre. Con el desarrollo de distintas tecnologías, empezó a ampliarse y a ser implementada para tratar enfermedades como “la gota”, hasta llegar a incorporarse como parte de distintos procesos de la rama ortopédica.

Puntualmente, la fisioterapia es una disciplina de la salud que permite el diagnóstico, tratamiento y prevención de numerosas dolencias, tanto crónicas como agudas, que afectan a la movilidad. Todo esto mediante distintas especialidades, que incluyen técnicas de terapias manuales como masajes, asistencia en ejercicios, prótesis, o aplicación de tratamientos frío-calor.

La visión de la fisioterapia es global, ya que se enfoca en el conocimiento del ser humano y no únicamente en la afección, teniendo en cuenta que hay una interrelación entre el aspecto biológico y la realidad psicosocial del paciente.

La fisioterapia deportiva, por otro lado, parte de los mismos principios. Se encarga especialmente de tratar las lesiones ocasionadas durante la realización de algún deporte en particular. El fisioterapeuta intentará ayudar al paciente a recuperarse y readaptar la funcionalidad de la parte del cuerpo que ha sido dañada, disminuyendo la posibilidad de futuras recaídas.

Según cada tratamiento, hay distintos tipos de fisioterapia deportiva. La electroterapia, que permite disminuir los dolores consecuentes de las lesiones ocasionadas, mejorando la vascularización y facilitando una rápida recuperación. También se implementa la aplicación de calor y de frío o termoterapia, que disminuye el grado de la lesión y mejora la circulación de la sangre. De esta manera, los músculos y tendones pueden adoptar una mayor elasticidad.

¿Cómo me pueden ayudar en una clínica de fisioterapia?

Aunque tienen en común la aplicación de las técnicas y principios esenciales de la fisioterapia, cada clínica puede variar en cuanto a la inclusión de otros tratamientos complementarios. En Fisiofine, por ejemplo, además de la fisioterapia y fisioterapia deportiva, trabajan con otras medicinas alternativas, facilitadas por equipos de última tecnología y la calidez de los fisioterapeutas.

Una de las terapias que trabajan es la Indiba, que consiste en un recuperador electrónico aplicado mediante hipertermia. Esta aplicación ayuda a activar la circulación de la sangre, y por tanto, a revitalizar las células, como consecuencia de la transformación de energía fría en temperatura interna. Es decir, que la piel del propio cuerpo es la que hace el trabajo de calentar los electrodos. Puede trabajarse con fines musculares-esqueléticos, así como con fines estéticos. En este último caso, rejuvenece la piel y regenera el colágeno, con su aplicación en tejidos adiposos.

Además, trabajan sobre las patologías en el suelo pélvico, tales como la incontinencia urinaria, prolapsos, estreñimiento o disfunciones sexuales. La sanación puede alcanzarse mediante masajes, estiramientos de los músculos del suelo pélvico, electroestimulación, reeducación postural, y otras terapias comportamentales.

El yoga es también una de las formas más efectivas de preservar la salud mental y física, restableciendo el sistema nervioso y ayudando a controlar los estados de ansiedad que tan comúnmente se suscitan. El estrés puede llegar a alterar todos los aspectos de la vida, envejeciendo el organismo y aportando al desarrollo de enfermedades psicosomáticas. El yoga enseña al paciente a regular su respiración, además de distintos ejercicios que aumentan la flexibilidad y fuerza del cuerpo.

Existen muchos tipos de yoga, siendo el más popular el Hatha Yoga. Éste abarca un gran número de posturas que permiten trabajar el equilibrio y la musculatura. El Ashtanga Vinyasa Yoga sirve más para la relajación y purificación de la mente y del organismo. El Kundalini, por otro lado, también incluye mantras que ayudan a focalizar la atención y canalizar la energía.

Como una derivación del yoga y su combinación con otras disciplinas, se utiliza el pilates para fortalecer los músculos, evitando el aumento de su volumen. Por el tipo de ejercicios que implica, su objetivo es, además, reforzar la columna y mejorar la postura. Son muchos los beneficios de esta práctica, ya que, como otras, ayuda a mejorar globalmente el funcionamiento del cuerpo y de la mente. Es un tratamiento indicado para afecciones como la lumbalgia o los dolores de espalda.

Por último, para dar un enfoque especial a la salud mental y emocional, es realmente útil el acompañamiento psicológico. En Fisiofine se dedican a la psicología infantil, que apunta a niños de etapa pre-escolar y escolar, para tratar distintos trastornos de sueño, problemas de alimentación y de comportamiento, ansiedad, hiperactividad, y dificultades para el aprendizaje.

También destinan atención a adolescentes, en materia de adicciones, trastornos del estado de ánimo o de conducta; y a adultos, con el fin de abordar trastornos de ansiedad, dificultades sexuales, entre otros. Es una posibilidad, además, la terapia en familia, para mejorar la dinámica familiar y trabajar sobre conflictos en la comunicación, o problemas específicos derivados de divorcios o separaciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.