www.madridiario.es

Claves para hacerse un injerto capilar

martes 17 de abril de 2018, 09:26h

Elegir el centro adecuado y tomar precauciones antes y después del injerto son pasos esenciales para garantizar el resultado.

Claves para hacerse un injerto capilar

La pérdida del cabello es un problema que afecta principalmente a la población masculina. Aunque también hay mujeres que la padecen por diversas causas. Esta situación es mucho más que una mera cuestión estética, ya que afecta también a la salud emocional en muchos casos. Por ello, hay quien se plantea someterse a un injerto capilar, algo que está dando muy buen resultado.

No obstante, en vista de que es un asunto que debe tomarse bastante en serio, es fundamental tomar medidas adecuadas. Por ejemplo, elegir al especialista de forma cuidadosa y cuidar el cuero cabelludo antes y después de la intervención. Veamos algunos consejos para someterse a un injerto capilar Malaga y conseguir el mejor resultado.

La elección de la clínica

Al igual que sucede con cualquier otra intervención, un injerto debe dejarse en manos de un cirujano experto. Por eso, lo primero que hay que hacer es tomarse el tiempo necesario para elegir la clínica. No todos los centros pueden proporcionar resultados duraderos, algo que debe ser esencial a la hora de decidir.

Para saber si la clínica que estamos mirando es la adecuada, lo más eficaz es informarse y buscar opiniones de otros pacientes que ya se hayan sometido a un tratamiento. Es bastante obvio, aunque a menudo es lo último que se hace. En lugar de dejarlo para el final, lo mejor es echar un vistazo en foros especializados, en la página de la clínica o hablar cara a cara con alguien que haya estado allí si es posible. La experiencia personal es la mejor manera de saber si se trata de un centro profesional.

La comunicación con la propia clínica también es importante. Si te surgen dudas, asegúrate de que todas están aclaradas antes de someterte a la intervención. Además de entrar con más tranquilidad podrás evaluar la profesionalidad del personal que te va a atender.

Prepararse antes del injerto

Hay una serie de pasos previos al implante capilar Malaga para obtener unos resultados óptimos. Por ejemplo, si se está siguiendo un tratamiento capilar para recuperar el cabello perdido, dependiendo de cuál sea puede que se tenga que suspender. También hay que evitar medicamentos como la aspirina o los antiinflamatorios varios días antes. Y no fumar, beber alcohol o tomar café por lo menos 24 horas antes del injerto.

El día de la operación se debe ir con el pelo lavado y en ayunas. Y como se van a administrar ciertas sustancias que pueden afectar los reflejos, lo mejor es que alguien nos acompañe para la vuelta.

Después de la intervención

Un injerto no requiere de estancia hospitalaria, de modo que al terminar la operación el paciente vuelve a casa. Sí que se deben tomar una serie de precauciones tras esta, como tomar antibióticos y antiinflamatorios unos cuantos días y hacer cierto reposo. Desde la Clínica Capilar Malaga ITCapilar recomiendan encarecidamente tomar solo la dosis prescrita por el profesional y no excederse.

Pasados unos días se puede comenzar a hacer vida normal. Solo hay que tener cuidado al lavarse el pelo durante los primeros días, evitando frotar pero asegurándose de que la limpieza es profunda. Si se notan costras no hay ninguna razón por la que alarmarse, ya que es habitual que se presenten en la zona implantada.

¿Cuándo se pueden ver los resultados finales?

El proceso de injerto de cabello es gradual. Aunque el cambio se notará de inmediato en cuanto salgas de la clínica, estos cabellos trasplantados tardarán un poco en empezar a crecer, ya que necesitan arraigarse en el cuero cabelludo, aunque no se caerán. Como norma general los resultados definitivos se harán notables alrededor de un año después de la intervención.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el pelo que no ha sido injertado puede seguir cayendo. De modo que habrá que hacer un seguimiento del proceso para que el resultado sea el mejor posible. A veces puede que haga falta más de un trasplante o someterse a un proceso preventivo con el fin de evitar que la alopecia se vuelva a convertir en un problema en el futuro.