www.madridiario.es

Decorar una habitación juvenil con pocos metros

sábado 04 de noviembre de 2017, 19:03h

Decorar una habitación juvenil puede ser divertido, pero el reto llega cuando hay que enfrentarse al problema de tener poco espacio. ¿Cómo se puede decorar una habitación juvenil con pocos metros sin ahogar el espacio? Te damos algunos consejos.

Decorar una habitación juvenil con pocos metros
Ampliar

La habitación juvenil es una de las estancias donde se puede hacer casi cualquier cosa a la hora de decorar. Como es el dormitorio de los más pequeños de la casa, es una estancia que debe resultar alegre y donde ellos se sientan cómodos. También hay que tener en cuenta que, los Dormitorios juveniles, son más que el cuarto para dormir. Es el lugar donde van a descansar, estudiar, jugar y pasar el rato con sus amigos. La habitación de tus hijos serán una zona donde pasarán casi todo el tiempo que estén en casa, su lugar privado, y por eso debe tener una decoración alegre pero acorde a sus necesidades.

Lo más difícil a la hora de decorar un dormitorio juvenil es cuándo hay pocos metros. Entonces hay que dar vueltas buscando soluciones que no ahoguen el espacio para que tu hijo pueda moverse libremente por la habitación. ¿Cómo se puede decorar una habitación juvenil con poco espacio y que quede bien?

Soluciones para una habitación juvenil con pocos metros

Los metros de las habitaciones siempre son un quebradero de cabeza. Hay que buscar y buscar soluciones para tener una decoración adecuada, que nos guste y que permita el movimiento por la estancia. En la habitación de los más pequeños se convierte en un reto porque, su dormitorio, es un lugar en el que realizarán diferentes actividades y necesitan espacio. ¿Hay algún truco que nos pueda ayudar? ¡Claro que lo hay!

Es evidente que, ante la falta de espacio, será necesario medir bien los metros para acertar a la hora de colocar muebles. En este sentido, será mejor limitarse a lo que se necesita. Una cama es necesaria, en este caso se puede recurrir a camas abatibles. Este tipo de cama es muy útil porque, cuando no se está usando, se queda escondida dentro de un armario. Así deja el espacio que ocupa para poder moverse o usarlo para otra cosa. Las camas que se abaten de manera horizontal ocupan menos espacio. Este es un detalle que puede resultar interesante.

En la habitación debe haber estanterías y muebles para que tu hijo pueda colocar sus libros de texto y otros objetos. Las estanterías modulares son una solución perfecta en este caso. Los módulos se encuentran en diferentes tamaños y puedes colocarlos como quieras y el número de módulos que necesites. Se adaptan al espacio disponible y, de esta forma, no se ahoga el espacio.

Otras cosas a tener en cuenta

Hay trucos que harán parecer que la habitación es más grande de lo que realmente es. Lo primero pintar las paredes de un color adecuado. Para estos espacios pequeños, lo mejor son colores que ayuden a reflejar la luz natural. El blanco es lo más socorrido, porque además de crear sensación de amplitud y limpieza, también se puede combinar con otros colores. Para añadir tonos más vivos a la decoración se puede recurrir a la ayuda de complementos como los textiles o colocar algún mueble con un color llamativo. Pero hay que tener cuidado de no saturar. Es mejor escoger solo un color que ponga el toque y se integre con el blanco de las paredes.

Otro elemento importante es que haya suficiente luz. Nada de colocar cortinas demasiado gordas que no dejan pasar la luz natural de la calle. Los estores son la mejor opción. Son ligeros, permiten la entrada de luz y también que haya intimidad dentro del cuarto.

Si quieres añadir algún elemento que consiga crear la sensación de espacios divididos por ejemplo, que ponga atención sobre la zona de estudio, una alfombra puede ser lo más adecuado. Aunque quita algo de espacio pero crea un ambiente agradable y puede dar un toque elegante y personal.