www.madridiario.es

Remedios caseros, ¿realmente funcionan?

Por MDO
jueves 31 de agosto de 2017, 09:31h

Las recetas caseras se presentan como una alternativa a la medicina convencional. ¿Son realmente eficaces? ¿O se trata de un engaño?

Remedios caseros, ¿realmente funcionan?
Ampliar

Conseguir unos dientes más blancos, acabar con la celulitis y un sinfín de otras razones hacen que muchas personas busquen una solución. Lo normal suele ser ponerse en manos de un especialista en el campo de la medicina que se encarga de cada caso, aunque también hay quien prefiere una alternativa casera en vez de pasar por la consulta. Algunos consideran que esto es una pérdida de tiempo y que además puede ser peligroso. Otros aseguran que lo natural es siempre lo mejor. ¿Quién tiene razón? ¿Son los remedios caseros una solución eficaz? ¿O se trata de un engaño?

No hay una respuesta tajante


La realidad es que no se puede hablar solo de un extremo o de otro. La respuesta más bien es que depende del campo del que estemos hablando, así como del tipo de remedio.

Por poner un ejemplo, hablemos de salud dental. Lo normal es mantener unas pautas de higiene y alimentación adecuadas para prevenir problemas, lo cual se puede identificar como un remedio casero. Sin embargo, cuando aparecen problemas de cierta gravedad, como infección, rotura de un diente o una gingivitis, no existe una solución casera que sea eficaz. En la página web de la clínica dental de Majadahonda se puede ver el tipo de problemas que solo un dentista profesional es capaz de solucionar.

Peligros que deben tenerse en cuenta


Por ello, es importante analizar muy bien antes de tomar una decisión si se trata de algo con lo que un remedio casero puede ser eficaz, o si por el contrario hace falta ayuda profesional de algún tipo. Además, no todos los remedios caseros son auténticos. En algunas páginas web se busca aumentar las visitas para conseguir ingresos en lugar de mostrar verdaderos remedios. En estos casos, la mayor parte de las veces se muestra contenido que es de sobra conocido, o directamente supuestos trucos infalibles que en el mejor de los casos no funcionan en absoluto.


Por eso, antes de poner en práctica alguno de los consejos, lo mejor es asegurarse del que el blog en el que se ha publicado es de confianza. Un poco de investigación previa puede ser la mejor manera de distinguir un engaño de un remedio auténtico.

Remedios caseros que realmente funcionan


Teniendo esto en cuenta, se puede asegurar que hay remedios que funcionan de verdad. De hecho, algunos compuestos farmacológicos, por no decir que todos ellos, proceden de la naturaleza. Por tanto, se puede decir que la medicina actual es una versión mejorada de los remedios caseros que se han mostrado efectivos a lo largo de los siglos.


Consejos sobre como quitar la celulitis naturalmente, por ejemplo, demuestran que realmente hay cosas que funcionan sin necesidad de seguir tratamientos complejos. Eso sí, es muy importante ser consciente de que los efectos no serán milagrosos, por lo que no se puede utilizar un remedio casero una sola vez y esperar a que se note de inmediato.


Además, hay que ser constante cuando se sigue un remedio de este tipo, ya que no se trata de una solución definitiva, al menos la mayor parte de las veces. De hecho, los remedios caseros se pueden considerar soluciones crónicas a problemas cotidianos. Podemos curar el mal aliento de la boca, pero tendremos que seguir usando el remedio si no queremos que el problema vuelva a aparecer, por poner otro ejemplo diferente. En definitiva, antes de determinar si un remedio es un engaño o no, conviene asegurarnos de cuál es la fuente de la que procede. Un truco sencillo que suele funcionar es que si nos prometen resultados milagrosos, lo más probable sea que no funcione.