www.madridiario.es
Colegio Juan Pablo II en Alcorcón
Ampliar
Colegio Juan Pablo II en Alcorcón (Foto: Colegio Juan Pablo II en Alcorcón)

El colegio, multado por mensajes homófobos, será investigado por sexismo en las actividades extraescolares

martes 11 de abril de 2017, 12:54h

La Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid inspeccionará los talleres de ganchillo dirigidos sólo para niñas o las visitas al estadio Santiago Bernabéu para niños organizados por el centro escolar Juan Pablo II, de Alcorcón, cuyo director fue sancionado por Políticas Sociales tras comparar la ley madrileña contra la LGTBifobia con "el fanatismo terrorista".

La Consejería de Educación enviará tras la Semana Santa a la Inspección Educativa al colegio concertado para analizar si las actividades extraescolares que realiza este centro se ajustan a la normativa y recalca que no ha recibido ninguna denuncia sobre posibles actividades de carácter sexista relacionadas con este colegio.

Así lo han indicado fuentes del departamento que dirige Rafael Van Grieken en relación con la información que publica este martes la Cadena Ser sobre un taller de ganchillo exclusivamente para alumnas. Además, en Secundaria se realizan excursiones solo para chicos al estadio del Real Madrid mientras que las chicas visitan comedores sociales.

Desde este departamento exponen que a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa, la Inspección Educativa cursará visita a este centro para comprobar si estas actividades se realizan realmente en la institución, pues en principio no fueron comunicadas al inicio del curso escolar. En este sentido, se comprobará además si, en caso de que se estén realizando, cumplen con la normativa de actividades extraescolares, que está fijada en una ley y un Real Decreto que data del año 1995. En este sentido, desde la Consejería recalcan que se remitió a los centros una circular para recordar los requisitos que fija la normativa en materia extraescolar.

Al respecto, recuerdan que algunos de estos criterios radican en que las actividades desplegadas sean aprobadas por el Consejo Escolar, que sean de carácter voluntario y el no tener carácter lucrativo.

A su vez, desde la Consejería aseguran que no se ha registrado ninguna denuncia ante la Inspección Educativa en relación a supuestas actividades en este centro que pudieran tener carácter sexista.

El director de este colegio fue sancionado por la Comunidad de Madrid con una cantidad de 1.000 euros por una polémica carta que remitió a miembros de la comunidad educativa en la que comparaba ley madrileña contra la LGTBifobia con "el fanatismo terrorista". La sanción se estableció en función de esa misma normativa.

La oposición exige sanciones

Los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid han reclamado sanciones para el Juan Pablo II de Alcorcón al tiempo que han manifestado su rechazo a que un colegio que segrega por género a los alumnos reciba fondos públicos.

El portavoz en la Comisión de Educación y Deporte del Grupo Socialista, Juan José Moreno, ha afirmado que es "una aberración que estas cosas estén sucediendo en el siglo XXI en un centro escolar, más aún cuando recibe subvenciones", para agregar que, si se confirma, la Comunidad tendrá que "tomar medidas". Moreno ha planteado la retirada del concierto, teniendo en cuenta que "llueve sobre mojado", después de la sanción recibida por el director del centro.

Asimismo, el diputado socialista ha manifestado su sorpresa por el hecho de que la inspección de zona no se haya percatado de que esto estaba pasando hasta que ha sido denunciado por unos padres, lo que ha calificado como algo "grave".

Por ello, ha acusado a la inspección de zona de "dejación de funciones", para agregar que también es "dejación de funciones" si la Consejería de Educación, Juventud y Deporte no se ha leído los informes de la inspección.

Por su parte, la portavoz de la Comisión de Mujer de Podemos, Beatriz Gimeno, ha recordado que desde su grupo ya pidieron la retirada del concierto cuando se hizo pública la carta enviada por el director a la comunidad educativa en la que comparaba la ley madrileña contra la LGTBIfobia con "el fanatismo terrorista", al tratarse de un colegio que "inculca deliberadamente valores ilegales e inconstitucionales".

En su defecto, ha reclamado una multa "lo suficientemente grave para que no vuelva a hacerlo", no como la sanción de 1.000 euros que se le impuso en virtud de la ley contra la LGTBifobia, mientras el colegio ha seguido actuando con "absoluta impunidad".

No obstante, ha subrayado que la posición de Podemos es que los colegios que reciban dinero público no deberían ser segregados, al entender que la segregación "vulnera la Constitución y un montón de leyes relativas a la igualdad".

Desde Ciudadanos, el portavoz adjunto de la Comisión de Mujer y senador autonómico, Tomás Marcos, ha afirmado que "en pleno siglo XXI seguir separando y segregando no es educativo, perpetúa los estereotipos y es la base para la discriminación por razones de género".

"Consideramos que el entorno educativo es una herramienta fundamental para fomentar y trasladar la igualdad formal recogida en la Constitución en igualdad real", ha aseverado Marcos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios