www.madridiario.es
Material intervenido a la banda
Material intervenido a la banda

Desarticulado un grupo criminal acusado de 62 actos delictivos

viernes 29 de noviembre de 2013, 14:45h
Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado un grupo criminal responsable de al menos 62 actos delictivos a nivel nacional, entre ellos cuatro robos con violencia, entre los que destaca el robo a una joyería del Centro Comercial Plenilunio el pasado 17 de octubre.
La operación, denominada 'Careta Halloween', sigue abierta en estos momentos -no se descartan nuevas detenciones- y se ha desarrollado de forma conjunta entre la Policía Nacional y la Guardia Civil. Como resultado, cinco personas han sido arrestadas, que suman más de 200 detenciones, en su mayoría relacionadas con delitos contra el patrimonio. A día de hoy, tres de sus integrantes, entre ellos el presunto cabecilla de la banda, siguen ingresados en prisión después de que lo decretara la Autoridad Judicial competente.

Según ha explicado el jefe de sección de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, Dionisio Martín Sierra, y el comandante de la Guardia Civil Javier Rogero en rueda de prensa, entre los arrestados se encuentra Jesús José P.P., más conocido como 'El Chucky', un famoso alunicero de Madrid, ahora convertido, según estas fuentes, en activo atracador. La investigación desarrollada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado apunta a que 'El Chucky', de 22 años, podría ser el cabecilla de la banda.

Los dos altos cargos han coincidido en resaltar la importancia del momento de la desarticulación de esta banda, especialmente movilizada, organizada, especializada y violenta, ya que parece que estaban preparando diversas acciones para la campaña de Navidad.

Aunque durante los registros no se ha podido recuperar gran parte del material robado, sí se han podido interceptar armas simuladas, caretas de disfraces con las que cubrían su rostro para evitar ser identificados, medios técnicos para la sustracción de turismos, útiles como mazas o picos con los que rompían las vitrinas, ropa o algunos de los efectos sustraídos.

Ambos cuerpos decidieron aunar sus esfuerzos a raíz de la detención de uno de los presuntos integrantes de la banda tras el robo de la joyería en el Centro Comercial Plenilunio, practicada por agentes de la Guardia Civil del Puesto de San Martín de la Vega durante la huida de los supuestos ladrones. Según ha explicado Rogero, el vehículo interceptado había colisionado con el de la Guardia Civil de forma voluntaria en una peligrosa maniobra para facilitar la huida del segundo coche implicado en la persecución, dentro del cual se encontraba el botín robado.

A partir de ese momento, y en base a una investigación abierta por la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en relación a la banda, ambos cuerpos optaron por cruzar los datos de los que disponían y determinaron coordinar la operación de forma conjunta. El objetivo era proceder a la desarticulación del grupo en el menor tiempo posible para evitar más actos delictivos, sobre todo de cara al inicio de la campaña de Navidad.

Así, consiguieron identificar al resto de supuestos integrantes y reunir las pruebas suficientes que apuntan a su autoría en al menos cuatro robos con violencia perpetuados en la Comunidad de Madrid; dos robos con fuerza, uno de ellos cometido por el método del butrón, y un robo con fuerza en tentativa en la localidad de Boalo. Asimismo, se les imputan diez robos de vehículos a motor, quince robos de placas de matrícula, quince falsedades documentales y once faltas de estafa, entre otros por marcharse sin pagar de estaciones de servicio.

Detenciones anteriores

Los cinco arrestados en la operación 'Careta Halloween' suman en común 200 detenciones. Por su parte, 'El Chucky' por si solo ha sido arrestado en 50 ocasiones, entre ellas dos conjuntas de la Guardia Civil y la Policía en 2008 y 2012, en su mayoría en relación con robos con fuerza e intimidación.

A Jesús José P.P. se le considera el instigador del grupo. De hecho, según han contado Martín Sánchez y Rogero, él sería el encargado de estudiar y planificar los golpes a perpetuar, seleccionando a quienes cometerían con él los asaltos en función a ciertas características que se requerían para la acción en concreto, como puede ser, por ejemplo, la maestría al volante.

Así, cada integrante de la banda cumplía con ciertas especializaciones; lo que hacía al grupo "muy activo", "minucioso" y el abanico de actos delictivos variado: desde el robo por el método de butrón, al 'bocadillo' practicado a un camión en la carretera del que maniataron a su conductor. Además, según explicaron estas fuentes policiales, para cometer los delitos robaban vehículos, creaban matrículas falsas para dificultar su seguimiento, se servían de guantes o utilizaban abundante documentación ficticia.

En cuanto a su modo operandi, en la mayor parte de los robos la banda se coordinaba en tres grupos: dos personas intimidaban al personal para conseguir el material de valor con armas --aunque las que se han encontrado eran simuladas no descartan que también estuvieran en posesión de reales--, otros dos procedían a romper las vitrinas para vaciar su contenido y asustar a los testigos. Mientras, los últimos dos estaban preparados para la huida con sendos vehículos: uno el encargado de escapar con el botín y un segundo para evitar que el primero fuera capturado o interceptado por agentes policiales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.