www.madridiario.es

El número de turistas en la región apenas creció en 2012

martes 22 de enero de 2013, 00:00h
La Comunidad de Madrid recibió el año pasado 4.494.488 turistas extranjeros, tan solo un 0,4 por ciento más (16.426) que el ejercicio anterior, según reflejan los datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) publicada este martes.
El informe, encargado por el Instituto de Estudios Turísticos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, señala que Italia lidera el ránking de mercados de origen, con 619.924 turistas en 2012, seguido de Francia (562.930), Reino Unido (360.061), Alemania (301.523), Portugal (300.401) y Estados Unidos (287.425).

Los datos indican que los turistas procedentes de Portugal se incrementaron en 2012 un 17,7 por ciento, por delante de los alemanes (un 14,2 por ciento) e italianos (un 9 por ciento) y que los países de América Latina crecieron en conjunto un 11,6 por ciento.

La Comunidad de Madrid ocupa el sexto puesto entre los destinos preferidos por los turistas extranjeros, tras Cataluña, Baleares, Andalucía, Canarias y la Comunidad Valenciana, al concentrar el 7,8 por ciento de los visitantes foráneos.

Los principales motivos de viaje en 2012, según Frontur, fueron ocio y vacaciones, en el 61 por ciento de las ocasiones, seguido de trabajo y negocio, ferias y congresos, con un 20 por ciento.

La mayoría de los turistas extranjeros llegaron a Madrid en avión (80 por ciento del total) y el 75 por ciento se alojaron en hoteles y similares.

En diciembre pasado la Comunidad recibió 261.933 visitantes foráneos, un 22 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.