www.madridiario.es
La Plaza de Bono

La Plaza de Bono

miércoles 23 de junio de 2010, 00:00h
Cuidado: no es que a Bono le hayan puesto una plaza, (todo se andará), es que el Ayuntamiento ha inaugurado la plaza que tenía abierta zanja por hombro entre el Congreso y el Palace, allá dónde se encontró una cápsula del tiempo bajo la estatua de Cervantes. Y, una vez acabada la obra que ha llevado su tiempo, como todas, el resultado es una amplia zona fría rematada por unos escalones brutales que los ancianitos tienen que subir en dos tiempos. No se sabe si son escalones, bancos, o una pared para que el madrileño entrene alpinismo en sus ratos libres.

Junto a la plaza, repito que fría, han quedado dos carriles sólo practicables si se viene de la Puerta del Sol. El resultado es que en días de pleno en el Congreso los coches oficiales se apelotonan en la Plaza y en las aceras nuevas. Así que por lo tanto Madrid le ha puesto una zona a los diputados para que hagan la tropelía de aparcar dónde no se debe, y también le ha hurtado un espacio urbano a los peatones. Se podría decir que la ciudad les ha quedado muy bonita pero que les sobra la gente.

El espectáculo de los coches oficiales en estos tiempos de crisis resulta pornográfico cuando no indecente. Al menos que los recojan en los sótanos dónde están las cocheras del Congreso.
Muy seguros deben estar de su poderío cuando los exhiben sin cortarse un pelo en zonas no aptas para el aparcamiento.

Hace unos días pudimos ver otra foto impúdica de los coches de los alcaldes socialistas del sur aparados en plena Puerta del Sol, (haga usted lo mismo con su vehículo y verán cómo se lanzan sobre usted las iras del Estado). En cambio a los coches oficiales se les consiente hasta que te adelanten por la M-30 a velocidades muy superiores a la permitida.

Un castizo diría: ¡anda y que les den!, yo me apunto a lo castizo.

correo@rafaelmartinezsimancas.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios