www.madridiario.es
17 millones para reinsertar a menores infractores

17 millones para reinsertar a menores infractores

Por MDO
viernes 29 de febrero de 2008, 00:00h
En marzo el Gobierno regional destinó 17 millones de euros para reforzar la reinserción de los menores infractores. En otoño, los datos reflejaban el éxito de estas políticas: la reincidencia de estos jóvenes se había reducido en seis puntos porcentuales.
El Ejecutivo autonómico anunció a finales de marzo que invertiría 17 millones de euros en reforzar la atención integral de los menores infractores en siete de los centros de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI) desplegados por la región.

De esta medida se beneficiaron los más de 200 menores repartidos entre los centros de Los Almendros, Los Rosales, Puerta Bonita, El Pinar I, El Laurel, Los Robles y Las Palmeras. Esta cuantía se repartió entre las cuatro fundaciones sin ánimo de lucro que se encargan del mantenimiento y atención de los jóvenes infractores en los centros antes mencionados. En síntesis, se destinaron 3.227.950 euros a la Fundación Diagrama Intervención; 862.920 euros a la Fundación Padre Garralda, que trabaja con los menores internos en el centro Las Palmeras; a la Fundación Respuesta Social Siglo XXI le correspondió la cuantía total de 6.547.552 euros; y a la Fundación Grupo Norte fueron destinados 6.285.587 euros.

Cada vez reinciden menos
La ARRMI anunció en otoño que, en el plazo de un año, la reincidencia de los menores madrileños sometidos a medidas judiciales por maltrato familiar ascendente se había reducido del 30 al 1 por ciento, gracias a la puesta en marcha de un programa específico. La creación de El Laurel, centro especializado para que los menores que han cometido delitos de maltrato familiar puedan cumplir sus medidas judiciales sometidos a un programa específico, había empezado a dar sus frutos.

En cuanto al resto de los adolescentes que pasaron por los centros de la ARRMI, la tasa de reincidencia también se redujo en seis puntos, hasta quedarse en el 11 por ciento. En septiembre, eran 920 los menores madrileños sometidos a medidas judiciales, ya sean de internamiento en régimen cerrado, semiabierto, abierto y terapéutico de salud mental o drogodependencias.

Su perfil mayoritario corresponde a un varón español de unos 17 años que ha cometido delitos de robo con violencia e intimidación. Así, según los últimos datos de la ARRMI, 390 de estos jóvenes son españoles, 247 latinoamericanos, 145 magrebíes, 111 de países europeos comunitarios y 10 europeos no comunitarios. Otros 15 pertenecen a otras nacionalidades. Además, en este momento, en Madrid hay unos 5.300 menores sometidos a libertad vigilada, bien por haber cometido una falta o delito leve o bien como medida posterior a un internamiento.

Ningún menor pendiente de cumplir su medida

Actualmente, Madrid cuenta con recursos suficientes para que los menores infractores puedan cumplir sus medidas judiciales. Así lo recalcaron el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados; y la directora de la ARRMI, Carmen Balfagón. Actualmente, la agencia desarrolla, además de programas específicos, otro tipo de iniciativas, como el I Congreso Internacional de Justicia Juvenil, que reunió en Madrid a numerosos expertos en el mes de febrero; o el Proyecto Asombra!, que promueve la reinserción de los menores a través de la artesanía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios