www.madridiario.es
La alerta amarilla por lluvias y tormentas obliga a balizar zonas en El Retiro y otros ocho parques
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

La alerta amarilla por lluvias y tormentas obliga a balizar zonas en El Retiro y otros ocho parques

jueves 17 de septiembre de 2020, 16:23h

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que mantendrá varias zonas balizadas dentro del Retiro y otros ocho parques de la ciudad esta tarde, entre las 18 y las 24 horas, por la activación de la alerta amarilla debido a condiciones meteorológicas adversas según las previsiones.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior y la Agencia Estatal de Metereología (Aemet) han alertado de la posibilidad de lluvias intensas y fuertes tormentas, acompañados de rachas de viento y granizo, en amplias zonas de la Península, entre ellas la Comunidad de Madrid.

Según la Aemet, se registrarán precipitaciones acumuladas en una hora de 15 milímetros entre las 15 y las 20 horas en toda la región. No obstante, en la Sierra las lluvias pueden suceder hasta final de día y, puntualmente, por la tarde, es probable que las lluvias se acumulen entre 50-60 milímetros.

Las tormentas vespertinas podrían llegar con granizo y muy fuertes rachas de viento. El nivel amarillo se determina por rachas de viento entre 40 y 50 kilómetros por hora con temperaturas por debajo de 35 grados y un porcentaje de agua disponible menor del 75 por ciento; o bien por rachas de viento entre 30 y 40 kilómetros por hora a las que se suman temperaturas superiores a 35 grados o más del 75 por ciento de agua disponible en el suelo.

Con esta alerta se restringe el acceso a los Jardines de Cecilio Rodríguez de El Retiro y a las áreas de juegos infantiles, de mayores y deportivas y se recomienda no situarse cerca de los árboles. El protocolo se aplica también a los parques de El Capricho, Jardines de Sabatini, la Rosaleda del Parque del Oeste, Juan Carlos I, Juan Pablo II, Quinta de Fuente del Berro, Quinta de los Molinos y Quinta Torre Arias.

Ante lluvias intensas, Protección Civil y Emergencias recomienda que si va conduciendo, disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detener en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si tiene que viajar, procurar circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. El rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Si comienza a llover de manera torrencial, hay que pensar que existe riesgo de inundación. Por eso, recomiendan atravesar con el vehículo ni a pie los tramos inundados, porque se desconoce lo que puede haber debajo del agua. Hay que localizar los puntos más altos de la zona. No se debe intentar salvar su automóvil en medio de una inundación.

Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona. No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante el riesgo de tormentas, la Dirección General recuerda que el peligro se produce, fundamentalmente, en campo abierto. Sin embargo, en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse.

En las viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio. Si la tormenta sorprende en el campo, se debe evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias. No hay que refugiarse bajo los árboles y aléjese de alambradas y objetos metálicos.

Ante fuertes vientos, es conveniente asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

Si se va conduciendo, extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios