www.madridiario.es
Agentes de la Policía Nacional registran el laboratorio
Ampliar
Agentes de la Policía Nacional registran el laboratorio (Foto: Policía Nacional)

Desmantelado un laboratorio clandestino de cocaína en Madrid

Golpe al narcotráfico en la capital

Por MDO/E.P.
sábado 24 de septiembre de 2022, 11:01h

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado el primer laboratorio de producción de cocaína localizado en España con una estructura igual que la utilizada en los instalados en Sudamérica, con capacidad para producir 120 kilos de droga semanales. En esta operación se ha detenido a doce personas, entre ellas el líder de la organización y su lugarteniente, y se han realizado diez registros en Málaga, Córdoba y Madrid, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La denominada 'Operación Silcon' comenzó en mayo al detectar las autoridades a la organización criminal, que contaba con una gran capacidad operativa para desarrollar su actividad ilícita. El líder y su lugarteniente, que residían en la provincia de Málaga y llevaban un alto tren de vida, controlaban, a través de terceros, empresas de importación de sacos de cemento en cuyos cargamentos ocultaban sustancia estupefaciente que nutría a un laboratorio clandestino en Madrid.

Los agentes lograron identificar al líder de la organización, un ciudadano español, así como al resto de miembros de la misma, y comprobaron que estas personas se estaban abasteciendo de una gran cantidad de productos químicos, así como de todos los materiales necesarios para poder establecer el laboratorio. Para este cometido, el grupo disponía de un trastero en Córdoba donde almacenaba disolventes que después trasladaban hasta un contenedor marítimo ubicado en un parking de vehículos de la Costa del Sol.

A medida que avanzaba la investigación, se pudo identificar a otro ciudadano dominicano, persona de confianza del líder, que se encargaba directamente de la supervisión del proceso de elaboración de la droga en el laboratorio y de organizar su distribución.

Además, los agentes comprobaron que este hombre reclutó personalmente a tres ciudadanos colombianos que vinieron a España expresamente para la extracción de la sustancia estupefaciente. Estas personas, conocidas como "cocineros", son contratadas normalmente para una operación concreta y cobran según el número de kilos extraídos, para regresar posteriormente a su país.

Los investigadores también comprobaron que la organización había alquilado un chalet en Coín (Málaga), que sería en un primer momento donde se ubicase el laboratorio, que finalmente por seguridad trasladaron a la provincia de Madrid. Para el traslado de la sustancia estupefaciente, los miembros del grupo la introducían en sacos con cemento y adoptaban grandes medidas de seguridad, como el empleo de vehículos lanzadera.

El destino de los sacos fue, en principio un lavadero de coches gestionado por miembros de la organización, y posteriormente una finca rural, ubicados ambos puntos en localidades próximas a la capital.

Finalmente, los agentes llevaron a cabo el operativo el 6 de septiembre, realizando diez registros domiciliarios --seis en Málaga, tres en Madrid y uno en Córdoba-- y logrando desarticular plenamente la organización. En esta ocasión se detuvo a nueve persona y tres días después a otras tres.

Acceso al laboratorio

El Grupo Especial de Operaciones (GEO) participó en el acceso al laboratorio que se encontraba en una localidad próxima a Madrid, donde se encontró a cinco "cocineros" en pleno proceso de extracción de la droga.

Este laboratorio se ubicaba en el exterior de una finca de grandes dimensiones y bajo la maleza, únicamente protegido por unas sombrillas y lonas que intentaban ocultar su actividad ante la actuación de algún medio aéreo.

La Policía Nacional ha destacado su similitud con los instalados en la selva sudamericana y el método utilizado para la extracción de la pasta base de la cocaína, que reflejaba los grandes conocimientos de los "cocineros" en esta materia -- normalmente las organizaciones recurren al uso de gran cantidad de productos químicos, pero los detenidos utilizaban únicamente para este proceso gasolina, amoníaco y agua--.

La Policía Nacional detuvo al jefe del grupo y su lugarteniente en Málaga y, además, incautó un vehículo en el que se encontraba una pistola con seis cartuchos lista para usar, así como dinero en efectivo y documentación.

En un contenedor de un aparcamiento se intervinieron además gran cantidad de productos químicos, tanto líquidos como sólidos, que esperaban a ser utilizados para la extracción en futuras operaciones llevadas a cabo por esta organización.

En total, se han intervenido 85 kilos de pasta base de cocaína, 250 kilogramos de cemento impregnado en cocaína, 950 litros de precursores químicos, 125 kilos de precursores sólidos, seis vehículos y 36.000 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios