www.madridiario.es

Coronas de flores, la mejor forma de despedir a un ser querido

Por MDO
viernes 24 de junio de 2022, 11:25h

El dolor que sentimos cuando un ser querido nos abandona, no tiene comparación alguna. La muerte es una etapa más de la vida, algo por lo que todos pasaremos; sin embargo, esto no significa que no nos afecte en gran medida dentro del marco emocional. Para lidiar con la partida de esta persona tan especial, la tradición nos anima a celebrar un velatorio y funeral en el que nos podamos despedir como toca. Un homenaje para quien acaba de fallecer en el que un gran número de personas se junta para demostrar todo el cariño que le reservamos en nuestro corazón.

Coronas de flores, la mejor forma de despedir a un ser querido
Ampliar

Presenta tus respetos y cariño hacia la persona fallecida

Decir adiós a un amigo o familiar es uno de los momentos más duros que podemos llegar a enfrentar a lo largo de nuestra vida. No obstante, es totalmente reconfortante tener este momento de regocijo, sabiendo que está en un lugar mejor. En este orden de ideas, artículos como una corona de flores representan toda una tradición; sirviendo no solo para implicarnos en dicha despedida, sino también para llenar de belleza este duro suceso.

Con las coronas de flores presentamos nuestros respetos al fallecido, demostrando así todo el agradecimiento que sentimos por las vivencias que hemos compartido. Estos artículos pueden estar compuestos por todo tipo de flores, pudiendo seleccionar con absoluta libertad si las queremos sencillas, ornamentales o incluso multicolor. No todos los velatorios o funerales son iguales, sino que cada ocasión merece una corona adaptada a la personalidad de quien ha fallecido. Eso sí, en todos los casos debemos acudir a floristerías de alto nivel que se impliquen en la confección del producto con una excelencia incontestable.

Por otro lado, cabe señalar que las coronas de flores no son la única opción que tenemos para cumplir con este cometido. También disponemos de otros formatos de igual interés como es el caso de las cruces funerarias, comunes para todas aquellas personas que siguen la religión católica. De igual forma, los centros de flores gozan de una notoria belleza y son una de las mejores alternativas para ocasiones de estas características. Cualquier opción es buena si viene desde el amor y el cariño, dando así nuestro último adiós a ese ser querido que tantas cosas buenas hizo por nosotros en vida.

Las floristerías dan el salto al mercado online

Encontrar una corona de flores, cruz funeraria o centro de flores adecuado para la ocasión no es tarea sencilla. En estos momentos nos abruma una pena y desolación que encoge el corazón, haciendo que tomar decisiones sea prácticamente imposible. Por lo tanto, cuando acudimos a una floristería tanatorio, esperamos que nos lo ponga todo lo más sencillo posible. Las mejores empresas del sector son conscientes de dicha condición y, fruto de la gran experiencia que tienen, se encargan de asesorarnos para que elijamos la opción correcta en cada caso. Algo que ahora podemos llevar a cabo cómodamente desde internet.

Gracias a la transformación digital de las floristerías, los tiempos que dedicamos a esta compra se reducen en gran medida. Todo lo que debemos hacer es revisar el catálogo online, seleccionar lo que más encaja con nuestra relación hacia el fallecido y abonar el pago de forma virtual. Una vez cumplidos estos pasos, la floristería se encargará del resto. La empresa crea el arreglo floral en cuestión y se asegura de que llegue al velatorio en perfecto estado y en el tiempo correspondiente; evitando así que en una situación tan crítica como esta tengamos que lidiar con problemas de terceros.

Así pues, para adornar el tanatorio con flores, representando ese paso hacia una nueva vida, solo hemos de encontrar una floristería que esté a la altura de las circunstancias. Un trabajo que conviene hacer de antemano, lo cual nos asegura que cuando llegue este duro momento todo se resolverá con eficiencia. Porque, cuando las lágrimas y el dolor nos invaden, resulta reconfortante contemplar la belleza de las coronas de flores.