www.madridiario.es

Cómo transportar un vehículo por Europa

Por MDO
miércoles 29 de septiembre de 2021, 11:41h

Diferentes soluciones para cada necesidad de transporte

Cómo transportar un vehículo por Europa

Cuando nos encontramos en una situación en la que nos tenemos que plantear cómo trasladar un vehículo de un punto a otro, hemos de plantearnos que la manera más económica es la de solicitar los servicios de transporte de vehículos de una empresa especializada y encajar nuestro vehículo en una de sus rutas, compartiendo trayecto con otros vehículos. Para cuando se trata de una necesidad urgente, también hay transportes personalizados.

Transporte de coches debe incluir siempre que nos garanticen que se realizará de manera segura. Tenemos derecho a estar informados sobre aspectos como la cobertura de seguros en caso de desperfectos o a poder saber siempre en qué punto del recorrido se encuentra nuestro vehículo, como hace la empresa líder en el sector Eurotransportcar. Por eso, conviene hacer uso de nuestro derecho y plantear a la compañía de transporte todas las dudas que podamos tener antes de decidirnos.

Por qué un transporte

Las situaciones por las que las personas recurren a una empresa de transporte de vehículos son variadas. Puede tratarse de la compra o venta de un vehículo, de una mudanza, haber sufrido una avería en el camino, o decidirse por unas largas vacaciones en las que queremos disfrutar de nuestro vehículo e incluso del traslado de autocaravanas porque el viaje hasta el país de destino puede resultar demasiado largo y farragoso con la autocaravana a cuestas.

Hemos de plantearnos también que es posible transportar coches con carga interior o pertenencias personales pero siempre se aconseja desalojar los vehículos de objetos de valor por mayor seguridad. Y más allá de los coches, las posibilidades de transporte se extienden a motocicletas, furgonetas de reparto, remolques de coche, caravanas, autocaravanas, embarcaciones o minibuses.

Traslado en Europa

Principalmente este servicio es muy útil para cuando se trata de necesidades de traslado entre países de Europa. El precio variará según factores como la zona de recogida, el punto de destino de entrega o el tipo de vehículo. E incluso de si la ruta incluye en algún momento una travesía marítima. El tiempo para la recogida del vehículo suele ser muy corto y dependerá básicamente de que haya otras rutas que encajen con ese destino; y lo mismo suele ocurrir con el lugar de entrega.

Hay que tener en cuenta que los plazos que nos da la compañía de transportes suelen ser bastante exactos pero que al tratarse de desplazamientos largos por Europa también puede influir la situación política de una país (como por ejemplo que se produzca una huelga) o que en la temporada invernal en algunos países pueda haber contratiempos meteorológicos para el transporte por carretera. Por eso conviene planificar estos traslados con mucha antelación y teniendo siempre en cuenta que puede haber un pequeño margen de diferencia.

Claro que encargarnos nosotros mismos del traslado es una opción, pero se trata de una posibilidad que requiere emplear mucho tiempo, tiene un coste económico y el hecho de enfrentarnos solos a un trayecto por carretera en el que quizás tengamos que atravesar países que tengan una determinada burocracia en sus fronteras.

Y que si se trata de la situación en la que, por ejemplo, hemos comprado un vehículo en otro país porque se trataba de una buena oportunidad, para llevarlo hasta España habría que gestionar un seguro, unas placas de matrícula y realizar el pago de algunas tasas. Por lo que en la mayoría de las ocasiones lo que más compensa es dejar todo en manos de una empresa especializada en transporte de vehículos que nos lo deje en la puerta de casa o del lugar que elijamos.