www.madridiario.es

Obedézcase, pero no se cumpla

lunes 08 de julio de 2019, 14:25h

Se vuelve a imponer de nuevo la condena de un calendario que carece de una evaluación del modelo, que no se ha acordado con los sindicatos ni con las familias y que, sobre todo, pretender repetir el desastre y la desbandada producidas por adelantar la evaluación extraordinaria del mes de septiembre a junio en los centros de educación secundaria, pero sin dotarlos de plantillas suficientes o sin hacer los cambios curriculares o del modelo de evaluación necesarios.

Por tercer año, el curso próximo se va a imponer una medida decidida unilateralmente por la Consejería de Educación: imponer el conocido popularmente como “juniembre” en todas las enseñanzas de Secundaria de la Comunidad de Madrid. Se fuerza así a que el alumnado, tanto el que ha aprobado en la evaluación ordinaria como el que no, siga asistiendo al centro durante las dos semanas que median entre ambas evaluaciones. Con esta forma de escurrir el bulto, la administración educativa traslada la tensión a los centros escolares y a las familias. Sin resolver nada, crea un problema nuevo.

De entrada, tal pretensión es totalmente irrealizable, como se ha vuelto a constatar este curso: no existe modo de obligar al alumnado que ha aprobado todas las materias a asistir al centro, y decir lo contrario es mentir. Los centros, el profesorado, han hecho lo que han podido, han elaborado planes y proyectos (en los centros públicos, con los exiguos medios y recursos con los que cuentan), pero una cosa es decretar y otra estar al pie de la realidad de la sociedad. Ciertamente, el papel lo aguanta todo, pero en situaciones como esta, la sociedad responde con la figura jurídica propia y endémica de la administración española del siglo XIV y posteriores de "obedézcase, pero no se cumpla", utilizada para describir que una norma dictada era manifiestamente escandalosa y lesiva para el pueblo.

Pero esta no es la única objeción al calendario escolar. Con la misma querencia arraigada por las costumbres de tiempos pretéritos que se respira desde hace demasiado tiempo en la región, la educación continúa atada al calendario litúrgico católico, que genera una división de los tiempos totalmente irracional, cosa lógica cuando los parámetros no se basan en criterios educativos, sino religiosos. Un año más quedará esta cuestión pendiente. Madrid, una de las sociedades más secularizada de España, tiene en el pecado la penitencia.

Como la experiencia no se tiene en cuenta la arbitrariedad es manifiesta: salta a la vista que el tiempo para impartir el currículo –absurdo y abigarrado, por otra parte- ha menguado dos semanas, lo que unido este año a lo tarde que ha “caído" la Semana Santa, ha ocasionado que el alumnado no haya dispuesto de tiempo suficiente en la tercera evaluación, con la consiguiente ansiedad en estudiantes y profesorado, sobre todo en los y las alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato. Es evidente que se puede impartir la totalidad del currículo en estas condiciones.

Además, por si fuera poco, se han generado uno devastadores efectos con la supresión del tiempo estival para preparar asignaturas en las enseñanzas de Régimen Especial: Artísticas (conservatorios), Escuelas Oficiales de Idiomas, Ciclos Formativos de Formación Profesional, Artes Plásticas, incluyendo los de grado superior, en las que el alumnado es mayor, autónomo y necesita ese tiempo para conciliar, en muchos casos, el estudio con otros aspectos de su vida. Esto obliga al alumnado a emigrar a los centros privados, para los que no rige curiosamente este calendario.

En definitiva, no se pueden imponer unas normas irracionales en contra del profesorado, del alumnado y de, incluso, la sociedad entera personificada en las familias. De lo contrario, en lugar de avanzar, enlazaremos en Madrid con las Cortes de Burgos y Briviesca de 1379 y 1387 en la aplicación de ese principio de la doble moral que dice “obedézcase, pero no se cumpla”.

Isabel Galvín
Secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid

Isabel Galvín

Secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.