www.madridiario.es
Los servicios legales en la web

Los servicios legales en la web

sábado 02 de febrero de 2019, 10:39h

Internet se está haciendo eco en cada uno de los sectores de negocios del mercado actual, incluso en los más tradicionales como los despachos de abogados que difícilmente eluden las posibilidades de difusión de su marca que ofrece tener, al menos, una página web con información sobre los mismos. Hoy en día se pueden ofertar cualquier cantidad de productos y servicios jurídicos en la red, facilitando los acercamientos entre despachos y clientes. Por su parte, si bien la necesidad de prestar servicios presenciales en el ámbito de la abogacía puede ser complicada de superar, se pueden obtener resultados positivos a través de la alianza con otros despachos en todo el territorio nacional, que ofrezcan servicios que van desde abogados de divorcios express hasta abogados de accidentes de tráfico disponibles en el lugar que se necesite o incluso para los canarios, abogados de accidentes de tráfico en Tenerife.

En este aspecto, el ámbito jurídico se ha ido adaptando lenta pero progresivamente a los nuevos tiempos de diferentes maneras, siendo lo más destacable el hecho de que ahora casi la totalidad del marco normativo de un Estado puede encontrarse a un clic de distancia para cualquiera, algo inédito en otros tiempos. Pero sigue habiendo una serie de complicaciones que es necesario tener en cuenta a la hora de proponer una completa “digitalización” del derecho.

¿Por qué puede ser complicado ofrecer servicios jurídicos por Internet?

La red ofrece un cúmulo casi infinito de posibilidades, pero ello no implica que no tenga sus limitaciones en ciertas áreas donde el contacto personal y la confidencialidad deben ser la pauta. En este aspecto, es necesario tener en cuenta que los servicios de asesoría legal son un tema delicado, donde las reuniones cara a cara continúan siendo determinantes a la hora de ganarse la confianza del cliente.

Una página web (más aún si está pobremente programada u optimizada), debe contar con ciertas características muy específicas que permitan al cliente sentirse seguro de cara a solicitar algo tan importante a través de la misma. Utilizar plataformas de negocios ya existentes puede servir, pero ofrecer servicios jurídicos como quien vende un producto cualquiera en internet tiene sus detractores.

Por otro lado, a pesar de los avances tecnológicos que permiten gestionar ciertos actos jurídicos a través de la web, el litigio y los tribunales se siguen manejando a través de una metodología eminentemente presencial, y es algo que difícilmente cambiará en un corto periodo de tiempo.

¿Son estas complicaciones determinantes?

La respuesta a esta pregunta viene dada por el hecho de lo dispuesto que esté un profesional o una firma de abogados a adaptarse a las nuevas tendencias. En este aspecto, si bien puede resultar complicado, ya hay quienes han tomado la batuta y tratan de seguir los hilos de las nuevas tendencias adaptando su modelo de negocios jurídicos a la red de maneras muy creativas.

En esta línea de pensamiento, una forma de solucionar los inconvenientes anteriores respecto a la confianza del cliente, es a través de una buena gestión de marca que garantice un posicionamiento adecuado, lo cual permite una mejor ubicación frente a las herramientas de búsqueda como Google.