www.madridiario.es

Madrid Destino: el agujero negro de Ahora Madrid

martes 13 de noviembre de 2018, 07:37h

Muchos de los que comiencen a leer este artículo ni si quiera sabrán qué es Madrid Destino. Esta entidad hace mucho que dejó de ser una empresa pública, cuyo objeto social era la promoción cultural y turística de la ciudad, para pasar a convertirse en ese brazo ejecutor que necesitaba Ahora Madrid para colocar afines, regalar dinero y realizar con oscurantismo contrataciones más que dudosas.

Tanto es así que esta legislatura "carmeniana" ha sido más veces noticia por escándalos como Madrid Open, destituciones o la colocación de la hija de su CEO en la propia empresa que los éxitos cosechados por Carmena con su gestión cultural. Quizá porque estos brillen por su ausencia. Si no me creen, busquen.

No voy a negar la situación tan complicada que ya tenía la empresa en el 2015. Pero hacer uso constante de la "herencia recibida" después de casi cuatro años de no hacer nada, denota una actitud demagógica, victimista y anticuada propia de un gobierno en decadencia como el carmeniano. Porque por mucha herencia recibida la situación de la empresa es hoy peor que en mayo de 2015. Era difícil hacerlo peor, pero la capacidad de superación de este gobierno no deja de sorprenderme.

Los trabajadores siguen negociando un convenio único. En este periodo han tenido hasta tres interlocutores diferentes. Tres interlocutores en casi cuatro años. Esto ha generado incertidumbre, malestar y desconfianza entre la plantilla y los dirigentes. Con razón.

El uso exacerbado de las contrataciones artísticas no corresponde con un aumento real de la actividad cultural. Y lo que es peor, añade oscurantismo en la contratación. Este tipo de contratos se reservan a casos muy concretos y específicos basados en la exclusividad porque se hacen sin publicidad y sin concurrencia. La administración tiene, por tanto, que tender a minimizar el uso de este tipo de contratación. Pero Ahora Madrid ha encontrado en estos contratos, ejecutados a través de Madrid Destino, la fórmula ideal para regalar dinero a afines. Sí, regalar dinero. Les pongo un ejemplo. Contrato artístico de sesenta mil euros por unos seis meses de trabajo para implementar el siguiente proyecto exclusivísimo y único: ir a un solar, donde debería haber una biblioteca, para ver cómo crecen las malas hierbas y cómo fluye el agua cuando llueve. No estoy de broma. Visiten el programa Imagina Madrid. ¿Acaso no es esto regalar el dinero de todos los madrileños? No sólo es un regalo, es reírse de todos los ciudadanos y de la cultura de nuestra ciudad.

Los contratos artísticos, como les decía, no han supuesto una mejora en la calidad cultural de nuestra ciudad porque están destinados en su gran mayoría a proyectos tan exclusivos como les acabo de mencionar. Exclusivos para asociaciones y personalidades vinculadas al gobierno. De ahí su exclusividad. Para que se hagan una idea, entre el año 2016 y 2017 las contrataciones artísticas pasaron de costarnos 2.758.801,25 € a 9.901.859,65 €. Cuatro veces más en tan solo un año.

Madrid Destino es necesaria y útil. Nadie lo niega. Pero no puede seguir el rumbo que ha tomado. Más bien el rumbo que ha tomado Carmena. Madrid Destino necesita que se confíe más en sus trabajadores que en la contratación sistemática de programadores externos. Madrid Destino necesita un convenio único. Madrid Destino necesita al frente alguien capaz de afrontar los retos encima de la mesa y no alguien que los esconda debajo mientras contrata a su familiar directo. Madrid Destino necesita transparencia, agilidad y eficacia. Y todo esto no solo lo necesita la empresa y sus trabajadores, lo necesitamos todos los madrileños. La cultura de nuestra ciudad lo necesita.

Sofía Miranda es concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid

Sofía Miranda

Concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.