www.madridiario.es
La naturaleza en nuestro hogar

La naturaleza en nuestro hogar

viernes 24 de agosto de 2018, 13:25h

Que dentro de un inmueble puede haber casi infinitos estilos de decoración es algo de lo que no podemos dudar a estas alturas. Sin embargo, parece que desde siempre, e incluso un poco más de un tiempo a esta parte, se ha intentado trasladar un pedacito de naturaleza a nuestro hogar.

Es por ello por lo que no son pocas las personas las que dentro de su propio domicilio tienen alguna que otra planta así como alguna que otra mascota. Una convivencia, sin embargo, la de los humanos con el reino animal y vegetal, que no siempre es la más apropiada. Por ello, vamos a dar algunos consejos para que todo este proceso no sea algo tortuoso.

Cómo tener animales en nuestra casa

Somos conscientes de que muchas personas piensan, aunque no siempre están en posesión de la razón, que tener una mascota dentro del hogar es algo sencillo. Pues bien, tenemos que decir que esto no es así en absoluto. De hecho, y a través de dos sencillos ejemplos, vamos a ilustrar todo lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de tener un nuevo amigo dentro de nuestro domicilio.

Vamos a comenzar, como no podía ser de otro modo, cuando nos referimos a los animales, a los perros. Una mascota que es sin duda la más demandada al menos dentro de la geografía española. Pues bien, tenemos que tener muy en cuenta que no todos los perros van a tener una buena adaptación a nuestro hogar. Más que nada porque hay ciertas razas de perros que necesitan un espacio abierto, y casi en libertad, para poder desarrollarse. En consecuencia, en el caso de que queramos tener un can dentro de nuestra casa o piso, lo mejor que podemos hacer es optar por razas de perros de pequeño tamaño. No solo se van a sentir mucho mejor en lugres reducidos sino que los cuidados que vamos a tener que darles, al menos por norma general, van a ser mucho más sencillos.

Por otro lado podemos hablar de las tortugas. Cierto es que no es una mascota de las que podemos considerar como comunes pero qué duda cabe que hay muchas personas que tienen una en su hogar. Pues bien, tener una tortuga como mascota no es nada sencillo en muchos casos. Son muchas las preguntas que a lo mejor no sabemos responder como cuánto vive una tortuga, cuál es su esperanza de vida o cuáles son sus hábitos. Esto es algo que tenemos que tener muy en cuenta no solo para que nuestra nueva amiga pueda estar de una manera cómoda en nuestro hogar sino para que nosotros no tengamos sorpresas desagradables. Por todo ello siempre recomendamos, en líneas generales, que se busque información del animal que se tiene en casa ya que va a ser la mejor manera posible de estar en armonía.

¿Qué hacer cuando queremos tener plantas?

Este es el segundo núcleo de este artículo. Ya hemos hablado de todo lo que tiene que ver con el mundo animal y ahora es el turno de hablar del mundo vegetal. Un universo que también va a requerir unos cuidados especiales sobre todo si tenemos en cuenta la fragilidad de muchas de las plantas que nos podemos encontrar a nuestro alrededor.

En este momento, y tal y como hemos hecho cuando nos estábamos refiriendo a las mascotas, vamos a ver dos casos concretos de plantas que podemos tener en nuestro hogares pero que deben ser cuidadas de la manera adecuada.

La primera de la que vamos a hablar va a ser de la orquídea. Cierto es que mucha gente sabe cómo plantar orquídeas. Sin embargo, plantar y cultivar una orquídea, no tiene nada que ver con el hecho de cuidarla dentro de nuestro día a día. Y es que, al menos en líneas generales, plantar una de estas plantas puede ser un procedimiento más o menos sencillo si se tienen los recursos necesarios. El problema viene cuando tenemos que darla los cuidados necesarios para que no solo se mantenga su crecimiento sino para que al mismo tiempo este se produzca libre de problemas y con un gran esplendor. Esto es lo realmente complicado.

Otro ejemplo, un poco más extremo, es el de la maca andina. La maca es una planta que si tenemos en cuenta que tiene un hábitat muy concreto, no es de extrañar que no haya muchas personas que sean capaces de hacerla florecer en su propia casa. En este caso, y al igual que en los casos anteriores, no tenemos que escatimar en esfuerzos a la hora de conseguir toda la documentación que seamos capaces con el objetivo de cuidarla a la perfección. Solo de ese modo podremos evitar que tenga una muerte prematura. Algo que podemos lograr en la red de redes, a través de bibliografía especializada o incluso a través de las personas que nos las venden en los lugares dedicados a ello.

Como hemos podido ver a lo largo de estas líneas, si bien es cierto que en nuestro hogar nunca está de más aportar una nota de color a través de las plantas o una nota adicional de vida en el caso de los animales, no es menos cierto que tenemos que ser siempre conscientes de lo que tenemos entre manos. Y es que puede ser que debido a nuestra falta de conocimiento el efecto creado sea el contrario al que nosotros pretendíamos.

Hay que ser conscientes de que tanto una planta como un animal, mucho más en este segundo caso, representa una gran responsabilidad. Es una vida que tendremos que cuidar día a día satisfaciendo todas y cada una de sus necesidades sobre todo si tenemos en cuenta que por sí solos ellos y ellas no van a poder hacerlo. Ahora ya solo queda que elijas aquella planta o aquel animal que mejor se ajuste a tus necesidades y pongas todo de tu parte para que forme parte de tu hogar.