www.madridiario.es
Todos los métodos de financiación empresarial

Todos los métodos de financiación empresarial

martes 26 de junio de 2018, 10:48h
Enumeramos los principales métodos de financiación empresarial entre los que se encuentran algunos de última generación verdaderamente sorprendentes como el Factoring o la figura del Business Angel.

Cuando se tiene entre manos un buen producto o servicio y se está dispuesto a emprender con él , llega el momento de la verdad: encontrar una forma de financiación para la empresa.

Si se quiere que cuadre un plan de viabilidad empresarial y se quiere recurrir a los métodos convencionales de financiación empresarial, el primer paso es analizar al detalle las distintas entidades financieras y entrevistarse con sus expertos. Con los bancos se puede contratar una póliza de crédito que asegura que se tiene dinero cuando se necesite contar con liquido, pero el método más convencional de financiación empresarial siguen siendo los préstamos bancarios, donde se pide una cantidad fija de dinero que se devuelve con los consiguientes intereses.

El crédito comercial también es interesante porque otorga un aplazamiento a las empresas en sus transacciones de compra venta, lo que hace que se tengan 60 días para vender el producto que suministran los proveedores.

Factoring, Leasing y Renting: en qué consisten

El Leasing y el renting también son un buen método que parece ser que se da de bruces con el carácter español, que prefiere comprar a alquilar. Con este método se pueden tener equipos informáticos punteros, coches, impresoras y demás para usarlos solo que no son de propiedad, lo cual redunda en la economía de la empresa, ya que se paga un alquiler todos los meses y no se debe llevar a cabo una gran inversión.

En el caso del leasing se tendrá opción a compra mientras que en el renting esto no es posible pero incluye el mantenimiento de los equipos.

El Factoring es el método estrella de financiación empresarial, ya que se anticipa el importe de las facturas pendientes además de poder obtener cobertura sobre el riesgo de impago. Las empresas que venden a plazo obtienen liquidez a través de este método, claro que el cliente está cediendo sus facturas a la financiera y antes de hacerlo hay que valorar pros y contras.

Con el Factoring se tienen ventajas fiscales, ya que los gastos sobre el impuesto de sociedades se pueden deducir, unos mejores ratios de balance y también el aumento de ventas, ya que al anticipar al empresario el pago de sus facturas, este puede asumir más riesgos frente a los deudores. Pero quizás lo más sugerente es que se evitan los temibles impagados.

Crowdfunding, Business Angels y las 3 efes

Otras formas de financiación empresarial son el crowdfunding, muy de moda hoy en dia, sobretodo para proyectos pequeños y muy personales. A raíz de este ha surgido el crowdlending, mucho más novedoso y práctico ya que conecta a las financieras online que conceden préstamos con las empresas que los necesitan. El trato es entre particulares y los intereses suelen ser del 5% sin costes por cancelación anticipada.

Las empresas se registran en una plataforma donde son analizadas y ahí nacen los encuentros. Para los inversores es un modo de personalizar las suyas y para los emprendedores una buena alternativa a los métodos clásicos.

Los Business Angel son aquellas personas que cuentan con capital e invierten en empresas emergentes, sobretodo durante sus primeras etapas, pero a cambio de una participación en al accionariado a largo plazo. El método de financiación es también excelente, solo que no es fácil de conseguir y el business angel se convertirá en aquel ojo expectante que esté vigilando cada uno de los pasos de los nuevos empresarios. Los hay que se ponen al mando de las empresas, mientras que otros se mantienen más al margen.

Pedir dinero a familiares y amigos es otro y muy viejo método de financiación empresarial. A este grupo se le conoce como el de las tres efes (Family, friends and fools) y aunque parezca mentira sigue siendo uno de los métodos de financiación empresarial más usados. Encontrar el mejor para dar vuelo a una empresa seria tambien el modo de empezar con mejor o peor pie el proyecto.