www.madridiario.es
Amistad a la carta: pagar a un 'amigo por horas'
Ampliar
(Foto: Fundación Amigó)

Amistad a la carta: pagar a un "amigo por horas"

Por Alba Cabañero Aina
martes 05 de junio de 2018, 18:05h
Japón es uno de los países más avanzados en tecnología, y desde allí llegan nuevas tendencias cada año que, a pesar de su rareza, suelen calar en la sociedad occidental. ¿Qué es lo primero que pasa por la mente al conocer que es posible alquilar amigos en España?

El siglo XXI está sin duda marcado por los avances tecnológicos que imperan en la sociedad y que han cambiado considerablemente la forma en la que las personas viven. Esto se traslada también a las relaciones, y es que gracias a la mensajería instantánea y las redes sociales, para hacer amigos y mantener el contacto con ellos no es necesario siquiera quedar para verse cara a cara.

Pero esta tendencia va más allá, y es que procedente de Japón –país en el que se originan los inventos, tecnología y modas más peculiares– llega el alquiler de amigos. Sí, pagar a una persona para que sea tu amigo ya es una realidad desde hace varios años en España y muchos usuarios han probado esta nueva forma de conocer a gente.

Vía 'app'

Si aplicaciones como Tinder o Happn surgieron para encontrar pareja, Rent a Local Friend y Rent a Friend nacieron para hacer amigos, solo que a un módico precio. El procedimiento es similar en ambas plataformas: crear una cuenta y buscar a una persona con intereses similares para quedar y hacer actividades juntos. En la primera página, solo hay seis “local friends” disponibles en Madrid, pero en la segunda existen más de 100 en toda la Comunidad.

“Es un dinero extra, y sobre todo me permite practicar idiomas“.

Divididos por categorías, existen amigos de alquiler que enseñan su ciudad, con los que se puede ir de compras, salir de fiesta, tomar un café o ir al cine, entre otras actividades; un amplio abanico de planes que difieren todavía de los novios o familiares de alquiler nipones: actrices y actores que pueden contratarse para ser acompañantes o para hacer relleno en eventos como bodas, algo que Iván Ortiz, amigo de alquiler madrileño, destaca que podría ser algo muy divertido”.

Ortiz es amigo de alquiler con Rent a Local Friend desde 2010, página que descubrió gracias a una amiga extranjera que la utilizaba. “Es un dinero extra, y sobre todo me permite practicar idiomas. No me cuesta nada darme un paseo por Madrid, soy muy sociable. Me gusta que los que vengan a visitarnos se lleven una impresión más real, menos superficial, no solo una postal”, comenta.

Turismo, pero no solo

En esta página, los amigos de alquiler llevan a cabo un papel que está más enfocado a hacer de guía por sus ciudades y ofrecer un servicio turístico, pero no todos los clientes buscan eso. “Por lo general la gente, personas solas o grupos familiares, solicitan un paseo general que les permita hacerse una idea de la configuración de la ciudad y sus áreas de mayor interés, no solo monumentales, pero en ocasiones piden cosas más concretas, áreas de concentración de tiendas de diseño, galerías de arte, zonas de copas...”, explica Ortiz.

Las tarifas varían según el número de personas, la actividad y el tiempo que se pase junto al amigo de alquiler, pero suelen rondar los 15 euros la hora, aunque Iván Ortiz deja claro que esto “no es un contador de taxi”.

“Depende de las horas que se dedique, el número de personas, si se trata de una visita a Toledo, Segovia o alguna otra ciudad... Alrededor de 70 euros las dos, tres horas. Al final pasas la mañana o la tarde. Al mes, quedar con otras personas en mi caso, al menos, es muy ocasional y la gente suele repetir. Quedan satisfechos y me constan que lo han hecho antes en otras ciudades”, cuenta.

Asegura que la gente es respetuosa y, a pesar de que es un servicio de pago y podrían verse con el poder de exigir lo que quieran, nunca ningún cliente se ha salido de lo establecido: “La gente es muy educada, tiene muy claro qué servicio les ofreces”.

En estos ocho años ofreciendo compañía a madrileños y turistas, ha visto de todo, pero lo más extraño que le han pedido es: “Evitar ver el Estadio Bernabéu, algo que agradecí”. Aunque lo más importante de esta iniciativa es, sin duda, conocer a nuevas personas y establecer nuevas relaciones de amistad, algo que, según Ortiz, es “perfectamente posible” tras pasar por esta experiencia de alquilar un amigo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios